Derecho » Argumento Ad Hominem

Definición de Argumento Ad Hominem

El argumento ad hominem, literalmente "contra la persona", es una de las falacias más comunes y consiste en descalificar al interlocutor con algún ataque personal y no atendiendo a sus razonamientos.

Con la intención de defender unas ideas es muy habitual que las personas intercambien posiciones y puntos de vista como si fuera una competición dialéctica. Como regla general, todos queremos tener razón y para conseguirlo empleamos alguna estrategia para desmontar los argumentos de nuestro oponente.

Hay argumentos que tienen una estructura válida, como los de tipo deductivo (un razonamiento es deductivo cuando la conclusión depende de la validez de las premisas) o los inductivos (en el razonamiento inductivo la verdad de las premisas permite que la verdad de la conclusión tenga un cierto grado de probabilidad). Sin embargo, hay formas de razonar que tienen una dimensión tramposa y se conocen como argumentos falaces o falacias

Desde esta posición se busca desmerecer un argumento mediante la descalificación personal del individuo que lo sostiene. La dimensión tramposa del ataque ad hominem es evidente: en lugar de enfocar la crítica hacia la tesis defendida por el interlocutor se opta por el ataque individual.

Un ejemplo ilustrativo

En un debate parlamentario dos diputados polemizan sobre el problema del desempleo. El diputado X sostiene que el paro se podría solucionar apostando por el empleo público y el diputado Y afirma que tal posición no puede ser defendida por el diputado X porque sus hijos se encuentran en el paro y, por lo tanto, su análisis sobre el desempleo carece de fundamento. Este ataque a la persona constituye una falacia porque la situación familiar de alguien no impide que sus ideas sean válidas.

Distinguir, por otra parte, que este tipo de ataques personales también descalifican a la persona que los utiliza para argumentar su punto de vista.

La falacia ad ignorantiam se suele utilizar para defender la existencia de Dios y para defender la idea contraria

Además del argumento ad hominem, hay otros que se fundamentan en alguna inconsistencia lógica, como la falacia ad ignorantiam. Con esta argumentación se pretende llegar a una conclusión que no se puede negar o refutar. Así, hay personas que afirman que Dios existe porque no es posible demostrar que no existe.

También hay personas que recurren a este enfoque argumental falaz para demostrar la tesis opuesta, es decir, que Dios no existe porque no es posible probar su existencia.

Foto Fotolia: Elena Abrazhevich

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: febrero. 2019 | URL: https://www.definicionabc.com/derecho/argumento-ad-hominem.php
 
Temas en Argumento Ad Hominem
 

Redes Sociales