Deporte » Fuera de Juego

Definición de Fuera de Juego

El número 10 está en situación de fuera de juego, porque en el momento del pase está por delante de los defensas, y no hay nadie entre él y el portero rival

Bueno, suelen decir los entendidos del fútbol que la regla del fuera de juego es una de las más difíciles de explicar de este deporte. Seguramente que, en más de una ocasión, y si no les ha ocurrido prueben a ver un partido de fútbol con alguien que no entienda mucho de él, han tenido que recurrir a una explicación que les salve del apuro. Desde aquí vamos a intentar dar con la definición que les pueda precisamente sacar del atolladero ante la temida pregunta de: "¿qué quiere decir que está en fuera de juego?".

Lo primero que tenemos que decir es que la regla del fuera de juego está incluida en la Regla 11 del Reglamento de Juego, y representa una de las más importantes del deporte de la pelota. Lo primero de todo es que el fuera de juego se aplica a un jugador que, en el momento del partido, está interviniendo en la jugada. Partiendo de esta premisa, sigamos adelante sin olvidar que hay un jugador interviniendo en una jugada, pero le puede ocurrir algo.

Si ese jugador del que hablamos, al darle un pase otro compañero de su propio equipo, se encuentra sin defensas en su camino hacia el portero, quiere decir que se halla en situación de fuera de juego. Ojo a algunos datos importantísimos. El pase se lo tiene que dar un compañero de su mismo equipo. Si el balón viene de un jugador rival, la posición de fuera de juego se elimina automáticamente.

Otro dato a tener en cuenta es el siguiente: el jugador debe encontrarse más adelantado que todos los jugadores oponentes, excepto el portero claro está, justo en el momento del pase de su compañero. Lo que quiere decir que, si tras el pase, el jugador tiene algún rival entre él y el portero, no será situación de fuera de juego, al igual que si el jugador, durante el transcurso en el que la pelota sale del pie de su compañero hasta que llega a él, logra marcharse de su defensor.

Vamos con más detalles, porque esto no se queda aquí. Si en el momento del pase, el jugador está en línea con el último defensor, es decir, si está a su misma altura, no se considera fuera de juego. Tampoco se considerará fuera de juego, si el jugador al que se le da el pase, en el momento del mismo, se encuentra en su propio campo, a pesar de no tener oponentes entre el y el portero rival.

El problema del fuera de juego siempre es uno de los aspectos que más polémica levanta en un partido de fútbol. En ocasiones, las situaciones de los jugadores sobre el campo genera muchísima incertidumbre sobre si una jugada es fuera de juego o no. Asimismo, el hecho de que al jugador que se le señala fuera de juego pueda estar interviniendo o no en la jugada. Así que, si estáis viendo un partido de fútbol, e intentáis poner en práctica vuestro nuevo conocimiento del fuera de juego, veréis como incluso, en ocasiones, hasta los propios expertos polemizan sobre la existencia o no de esta infracción.

Precisamente, esta infracción, cuando se señala, se sanciona con un libre indirecto para el equipo contrario, teniendo que poner en juego la pelota desde la posición en la que el jugador ha caído en fuera de juego. Se puede dar el caso de que, existiendo el fuera de juego, el árbitro dictamine lo que se denomina como ley de la ventaja, por el hecho de que el equipo rival haya podido tener ventaja del balón y lo haya conseguido mientras se señalaba la infracción.

Ah, se nos olvidaba, el árbitro debe señalar el fuera de juego a instancias de sus árbitros asistentes, que son los que se encuentran en una situación más factible a la hora de ver la jugada. Es una regla importantísima para evitar que los delanteros contrarios se queden en la zona de ataque esperando que llegue la pelota para hacer gol. Sin el fuera de juego, quizás el ritmo del fútbol sería bastante monótono y aburrido.

Autor: Jose Manuel Vargas | +CITAR
 
 
 
Temas en Fuera de Juego
 

Redes Sociales