Definición ABC » Deporte » Barra Brava (Fútbol)

+

Definición de Barra Brava (Fútbol)

En muchos países el fútbol se vive con auténtica pasión. Un sector de los aficionados defiende los colores de su equipo como si fueran patriotas o guerreros extremos. En el conjunto de América Latina los hinchas más radicalizados son conocidos como barras bravas. Muchos de ellos se mueven al margen de la ley, actúan como fuerza de choque en los mítines políticos, quitan y ponen entrenadores. Son tipos duros y violentos, aficionados al alcohol y a las drogas y con frecuencia se convierten en una tribu urbana de delincuentes disfrazados con la camiseta de su equipo del alma.

Desde lo sociológico, estos hinchas se presentan a sí mismos como los "guardines" de la identidad de su equipo favorito

En los últimos años este fenómeno social ha provocado numerosos actos violentos e incluso asesinatos (la mayoría de crímenes no se producen entre miembros de hinchadas rivales sino entre los propios barras que luchan por el liderazgo de las bandas).

Este submundo de la delincuencia intenta ser combatido con operativos policiales que controlan el recorrido de los aficionados cuando se dirigen al partido (solo en la ciudad de Buenos Aires hay más de diez equipos históricos del fútbol argentino y cada uno de ellos tiene sus propios barrios y comunidades). En España quienes forman parte de estas tribus son los ultras y en Inglaterra se les conoce como hooligans.

Los buenos aficionados desaprueban a estas pandillas, ya que en ocasiones se han adueñado de las canchas de juego e intimidan al resto de hinchas. Para algunos de ellos, el fútbol no es más que una excusa para mantener su cuota de poder callejero o directamente para vender drogas. Con el fin de frenar esta espiral de violencia, se han creado asociaciones para limpiar el mundo del fútbol de este tipo de personas (un ejemplo de ello es la ONG "Salvemos al fútbol" en Argentina o las leyes contra la violencia promovidas en Chile en los años 90).

El origen de esta expresión tiene relación con el fútbol argentino

En la prensa argentina de los años 20 los seguidores del San Lorenzo de Almagro empezaron a ser conocidos como los barras, ya que durante los encuentros en su estadio llevaban gruesos alambres con ruedas de bicicleta en sus extremos con el fin de intimidar o atacar a la hinchada rival. Así, como las barras o pandillas se comportaban con agresividad se formó la etiqueta "barra brava". Esta expresión pronto se extendió al conjunto de hinchadas argentinas y con el tiempo fue incorporada a otros países de América Latina.

Fue en la década de 1980 cuando este fenómeno se consolidó definitivamente.

Más que un deporte

El pueblo argentino mantiene una relación intensa con el fútbol y de, alguna manera, ha creado su propia cosmovisión de este deporte. Existe un Dios Todopoderoso (Maradona) y un Semidios (Messi).

Existen templos de culto: La Bombonera de Boca y El Monumental de River.

Entre los héroes destacan Di Stefano, el Trinche o la mítica delantera de River de la década de los 40, La Máquina.

También hay gurús de leyenda, como Menotti, Bielsa, Basile o Bianchi.

En la historia de La Albiceleste hay dos gestas que no han sido olvidadas, los campeonatos mundiales del 78 y del 86.

En este contexto de intensas pasiones no es extraño que aparezcan subgrupos de aficionados descontrolados. Si bien son una minoría que no representa al fútbol argentino, ensucian la imagen de este deporte.

Fotos Fotolia

 
 
 
Temas en Barra Brava (Fútbol)
 

Redes Sociales