Definición ABC » Comunicación » Polémica

+

Qué es Polémica

La palabra polémica la empleamos para denominar una discusión respecto de algo o la controversia suscitada por tal o cual cuestión.

Discusión sobre un tema o lo que dispara una pelea entre dos o más personas

Pero también empleamos la palabra para dar cuenta de aquello que dispara pelea o desavenencia entre dos o más individuos.

La falta de acuerdo en materia de ideas, en los planos político, económico, religioso, entre otros, y temas sensibles como el aborto, la eutanasia, el consumo de drogas y alcohol, la pena de muerte, son algunos disparadores de polémicas.

Debemos decir que las polémicas suelen estar acompañadas de un altísimo nivel de pasión a la hora de discutir las ideas o los temas que están en discusión.

El apasionamiento en la discusión pude devenir en una agresión

En tanto, es en este apasionamiento que muchas veces los participantes de la polémica manifiestan pueden excederse y agredirse, ya sea física o verbalmente.

Cuando la polémica llega al punto de agresión no será bueno para nadie porque termina ganando la violencia.

Este estado de cosas es muy frecuente cuando entra en polémica cuestiones de tipo moral, que resultan ser muy sensibles, y sobre las cuales la gente suele discutir y comprometerse muy fuertemente.

Por otro lado, hay personas que tienen una tendencia, mayor hacia la discusión y a entrar en polémicas, normalmente las personalidades intensas y viscerales.

Básicamente, la polémica surge cuando existen opiniones contrapuestas sobre un asunto y por tanto la misma generará que aquellas personas involucradas presenten sus posturas y argumenten el porqué de sus posiciones.

Generalmente, a los implicados en la polémica se los designa como contrincantes o contendientes y como indicábamos la misma surge cuando alguien realiza un determinado planteamiento y del otro lado se lo refuta, originándose una posición contraria y claro, la polémica.

Una polémica podrá terminar en un acuerdo, es decir, las partes acercan posiciones, lo cual implica que cada una cedió en parte y sobre aquello que los enfrentaba, o en su defecto, puede devenir en una pelea acalorada que enemista para siempre a los individuos que participaron de la misma.

Una característica frecuente que aparece en la polémica es que quienes discuten posiciones siempre lo hacen de una manera encendida y con gran ímpetu.

Cabe destacarse que el que nos ocupa es un término que ostenta un uso realmente añejo ya que en la Antigua Grecia era muy empleado a instancias de las controversias que surgían entre individuos que defendían posiciones totalmente opuestas.

Desde su nacimiento la polémica se halla en estrecha vinculación a la retórica, que es el arte de expresarse con corrección y belleza con la misión de persuadir o convencer al interlocutor, porque si la retórica devino en polémica entonces significa que el discurso en cuestión consiguió el cometido de conmover al otro, ya sea de modo negativo o positivo.

Por caso, una condición sin equanom que presenta la polémica es el desencadenamiento de pasiones que hace que un individuo defienda a ultranza su postura, porque cree férreamente en ella.

Temas como la política, la religión, el deporte, más precisamente el fútbol, entre otros, son los ámbitos en los que más polémicas se generan.

La política y el fútbol, dos temas que gran encendidas polémicas

Indudablemente son la política y el fútbol, dos de los temas que más apasionamiento y discusiones generan entre las personas, obviamente entre aquellos que manifiestan ideologías dispares, o que simpatizan por clubes antagónicos.

También debemos decir que en el caso del fútbol hay otro foco de polémicas muy grande que son las decisiones de los árbitros a instancias del juego, especialmente aquellas que desencadenan que un equipo mejore su performance respecto de su rival.

El cobro de penales y las expulsiones por faltas graves son sin dudas las dos cuestiones que más polémica despiertan en este ámbito.

La falta o las caídas en las áreas de gol suelen despertar diversas interpretaciones, y así es que el árbitro puede fallar a favor de ellas y generar un penal o la expulsión de un jugador, y tras ello desatar las polémicas en la misma cancha con los jugadores, en los medios de comunicación entre los periodistas que comentan el partido, y ni hablar entre los hinchas que miran el juego por tevé o en las tribunas.

En tanto, la palabra que se contrapone a la que nos ocupa en esta reseña es la de indiscutible que permite referir a aquello irrefutable y que como tal no admite ningún tipo de discusión.

 
 
 
Temas en Polémica
 

Redes Sociales