Definición ABC » Comunicación » Orar

+

Definición de Orar

Orar-oraciones-bibliaEl acto de orar es tal vez uno de los más comunes en todas las sociedades ya que tiene que ver con el hecho de encomendarse al Señor o a los dioses y comunicarse con ellos para pedir ayuda, sostén o consejo ante determinada situación.

Las formas de orar varían de acuerdo a la religión pero también a cada época histórica por lo cual no podemos hablar de una única forma de llevar a cabo tal acción.

El acto de orar es lo más sagrado e importante de cualquier construcción mística o religiosa

La idea de orar se relaciona profundamente con el de la oración entendida como un pliego o una plegaria a una entidad divina. La oración puede estar armada y ser repetida rutinaria y constantemente o también puede ser creada por la persona en una situación particular y con sus propias palabras o formas de expresarse. El acto de orar es entonces aquel en el que la persona se comunica de un modo con la entidad divina en la que cree y lo hace con un objetivo: agradecer, pedir, sentirse escuchado, cumplir con una rutina, etc.

La oración o el acto de orar está presente en absolutamente todas las religiones ya que el mismo no depende de un tipo de religión sino que tiene que ver especialmente con el poder contactarse o sentirse escuchado por los dioses que a uno lo representan.

El orar como un momento de disfrute público e íntimo a la vez

Para entender el momento de la oración en concreto, es importante señalar que la misma puede llevarse tanto en el espacio público como en el espacio privado de lo más íntimo. La mayoría de las religiones tienen un sinfín de tradiciones y pautas de comportamiento que tienen que ver con el acto de orar para que el mismo se desarrolle en espacios compartidos (por ejemplo, en el templo, con determinada vestimenta, con o sin música, siguiendo determinados pasos, etc.) pero también para disfrutar y llevar a cabo en el lugar privado con los seres queridos o en la intimidad.

Esto se debe a que usualmente la conexión entre el individuo y la entidad divina en la que se cree es un acto de mucha fe, profundo simbolismo y que debe ser altamente respetado sin interrupciones o prejuicios sobre cómo se lleva a cabo.

Orar a través del tiempo

No podemos hablar de una única forma de orar debido a que cada religión ha establecido sus parámetros. Pero además, las formas de orar también han variado con el tiempo. Mientras en las sociedades antiguas era muy común realizar sacrificios en ofrenda a los dioses (incluso en algunas culturas esos sacrificios llegaban a ser humanos), luego aparecieron los templos como espacios donde llevar a cabo misas y celebraciones en las que sólo los sacerdotes podían participar.

Más tarde en la Edad Media, los monasterios y los espacios dedicados a la religión se volvieron más presentes y se caracterizaron por una total separación de la persona con el entorno de modo que la conexión con Dios sea mayor. Es en los últimos siglos de Occidente cuando se observa que la oración puede volverse un acto personal en el que el individuo decide cómo llevarlo a cabo, si es participando de misas masivas o si es en la soledad de sus espacios más íntimos.

Fotos: iStock - 4maksym / nikolaj2

 
 
 
Temas en Orar
 

Redes Sociales