Definición ABC » Comunicación » Obituario

+

Definición de Obituario

El término obituario ostenta dos usos bastante extendidos en nuestro idioma que están asociados al fallecimiento de una persona famosa o no.

Libro parroquial en el que anotan los decesos y los entierros de los fieles, y una sección de los periódicos o de cualquier otro medio de comunicación en las que se informa de la muerte de una personalidad acompañada de una reseña sobre su carrera

Por un lado, se llama obituario al libro parroquial, es decir, que se encuentra en las parroquias o iglesias, en el cual se anotan las muertes y los entierros acaecidos recientemente.

Y por otro lado así se llama a una sección clásica y popular de un periódico en la cual se informa de las muertes sucedidas en tiempos recientes, o en su defecto, de tratarse de una persona destacada y famosa, el medio gráfico o audiovisual en cuestión suele realizar un breve resumen biográfico de la persona fallecida en la que dará cuenta de su carrera, sus logros, sus contingencias personales, entre otras cuestiones salientes. O sea, que el obituario en cualquiera de sus modalidades sería algo así como un registro de muertes.

Resulta ser una práctica habitual de muchísimos medios de comunicación tener ya preparados algunos obituarios de personalidades destacadas que aún están vivas, pero que se sabe están atravesando un delicado estado de salud, o en su defecto, en aquellos casos en los que la edad de la figura ya es avanzada.
El objetivo de esta anticipación es que una vez que sucede el triste desenlace, el medio en cuestión, pueda publicar inmediatamente después de informada la noticia, el obituario del personaje en cuestión.

Por supuesto que por definición el obituario debería ser póstumo, ese es el ideal, pero ocasionalmente sucede que algunos obituarios son publicados ya sea de manera accidental o intencionada cuando aún la persona protagonista del mismo se encuentra viva.

Algunos son el resultado de bromas de muy mal gusto, es decir, se realizan de modo intencionado y otros salen a la luz como consecuencia de alguna confusión que se suscita en algunas personas, las más comunes suelen ser por nombres similares o cuando la persona estuvo cerca de la muerte y entonces sale disparado sin ser previamente re chequeada la información de su fallecimiento.

Las redes sociales y la tradicional práctica de matar famosos

En la actualidad, las redes sociales, especialmente Twitter, se han vuelto un espacio ideal en el cual cualquier twittero, sin identificación alguna, suele postear la muerte de algún personaje famoso, y claro, la instantaneidad y difusión que ostentan estas redes hoy, hace correr la noticia de manera fantástica hasta que llega incluso a los medios formales de difusión que no la chequean y la publican.

En los últimos años muchos artistas famosos fueron dados por muertos por Twitter y luego debieron salir a desmentir tal descabellada versión.

Diferencia con el aviso fúnebre

Cabe destacar, que en este último sentido, se diferencia del clásico aviso de muerte, popularmente conocido como aviso fúnebre, y que es un mensaje que se encarga de escribir y pagar la misma familia para homenajear a su familiar fallecido, ya sea ante su muerte reciente o ante el cumplimiento de un nuevo aniversario de la misma.

El objetivo del obituario es anunciar al público o a los allegados o familiares del fallecido la muerte de este para que de este modo no solo estén al tanto sino también para que participen de sus exequias y se acerquen a darle el pésame o acompañar a sus familias.

En las celebraciones de las misas es común que en determinado momento el sacerdote que las oficia mencione a las personas que han fallecido recientemente y que por supuesto pertenecían a esa comunidad eclesiástica, que participaban activamente, o que eran familiares de algún miembro.
El religioso pide por ellos, por el descanso de sus almas y también por sus deudos para que puedan salir del dolor y sentirse más acompañados.
También se les suele dedicar una oración.

 
 
 
Temas en Obituario
 

Redes Sociales