Definición ABC » Comunicación » Motivación Extrínseca

+

Definición de Motivación Extrínseca

motivacion-extrinsecaLa motivación es un motor necesario en el camino de la vida aunque eso no significa que para poder avanzar en determinado ámbito una persona necesita sentirse motivada.

Existen muchos momentos en los que una persona puede estar comprometida con un objetivo aunque no esté motivada. En este caso, el matiz añadido es que en caso de estar motivado, entonces, el grado de motivación es mayor.

Existen distintos tipos de motivación. La más importante es la motivación intrínseca ya que se trata de un motor que depende de uno mismo. La motivación extrínseca es aquella que depende de un agente externo o de un factor ajeno a uno mismo. Este tipo de motivación también es muy importante, sin embargo, conviene priorizar las decisiones internas.

La motivación extrínseca depende de un factor externo

Por ejemplo, es muy importante que los profesores potencien a modo de motivación extrínseca el amor por los estudios a los alumnos a través de un ejemplo positivo, una enseñanza viva y palabras de ánimo.

Del mismo modo, en el contexto profesional es muy saludable para el desempeño profesional que el líder como jefe de un equipo elogie a cada uno de los integrantes del mismo por sus virtudes positivas.

Motivacion-ExtrinsecaContar con esta motivación extrínseca es un auténtico regalo, de hecho, es maravilloso. Sin embargo, como se trata de un factor externo, es algo que ningún ser humano puede controlar desde el punto de vista individual ya que nadie manda en la voluntad ajena.

Existen trabajadores cuyo nivel de motivación baja cuando no reciben el reconocimiento que ellos consideran que merecen por parte de su jefe. Este deseo de reconocimiento es muy humano, sin embargo, conviene no convertirlo en una necesidad.

Utilizar la fórmula del premio

En ocasiones, los padres también utilizan distintos modos de motivación extrínseca para motivar al niño en determinado ámbito. Por ejemplo, es posible utilizar la fórmula del premio: en caso de que el niño logre un objetivo determinado, puede contar con un premio concreto.

Los premios que actuan como motivación extrínseca no tienen porqué ser necesariamente materiales. Es decir, los aspectos inmateriales también motivan mucho: un plan divertido es un claro ejemplo de ello. La combinación perfecta de ambos tipos de motivación puede ser muy positiva para potenciar la superación personal.

 
 
 
Temas en Motivación Extrínseca
 

Redes Sociales