Definición ABC » Comunicación » Manuscrito

+

Definición de Manuscrito

Actualmente, estamos acostumbrados a la escritura online, es decir, es muy habitual escribir a ordenador. Sin embargo, escribir a mano ha sido la forma tradicional de comunicación escrita. Un manuscrito es un texto que contiene información escrita, en un soporte como el papiro y el papel que desde el punto de vista histórico, son una fuente fundamental de saber.

Generalmente, se utiliza el término manuscrito para hacer referencia a un documento escrito por un autor célebre y, por tanto, este texto que muestra la letra del personaje, es un tesoro cuyo valor aumenta incluso con el tiempo. De hecho, en los fondos bibliográficos especializados se realiza una gran labor para la conservación de textos manuscritos.

El manuscrito es un legado fundamental para transmitir información a futuras generaciones, es decir, para que un conocimiento no se pierda.

Textos escritos a mano

Cuando en el siglo XV, Johannes Gutenberg creó la imprenta, el manuscrito ya no era un formato único de comunicación. Los textos editados en imprenta, recibían la categoría de impresos. Este texto supuso un avance importante respecto de la difusión de la información puesto que los textos manuscritos eran más elaborados.

Los manuscritos componen una memoria vida de la historia. Muchos manuscritos se han conservado en forma de pergamino. Su utilización se contextualiza incluso 1.500 años A.C., sin embargo, su influencia fue en aumento cuando en la ciudad de Pérgamo, su importante biblioteca competía en brillo con la de Alejandría. Uno de los motivos del éxito del pergamino es que su duración era mayor que la del papiro, sin embargo, también tenía un precio más alto.

Evidentemente, actualmente, un manuscrito también puede estar escrito en papel. Un ejemplo de texto escrito a mano es una carta. Además, también es importante puntualizar que los textos escritos a mano también dan importancia a una disciplina: la grafología. Es decir, la interpretación de los rasgos de carácter a partir del tipo de letra y las características propias.

Manuscritos iluminados

Desde el punto de vista histórico, destacan los manuscritos iluminados, libros elaborados a mano, decorados con detalles de plata y oro. Algunos de los motivos ornamentales son los siguientes: ilustraciones, bordes decorados y letras. De este modo, estos adornos embellecen el texto gracias a un contenido estético y visual. Los ejemplares más antiguos son aquellos que se contextualizan en entre el siglo III- V.

Sin embargo, fue en la Edad Media cuando este arte creativo alcanzó su éxito social en Europa donde los artesanos de la palabra trabajaban en talleres en los que dar vida a textos de carácter sagrado como la Biblia o biografías de Santos.

Fotos: Fotolia - Irochka / Frank Boston

 
 
 
Temas en Manuscrito
 

Redes Sociales