Definición ABC » Comunicación » Malas Compañías

+

Definición de Malas Compañías

malas-companiasLas relaciones personales constituyen un pilar muy saludable de las relaciones personales.

Sin embargo, no todas las relaciones son igual de enriquecedoras. Existen amistades basadas en la utilidad, son aquel tipo de relaciones en las que una persona se relaciona con otra porque obtiene un beneficio determinado. También existen relaciones que muestran una forma de manipulación, por ejemplo, el sometimiento emocional.

Una influencia negativa

Se clasifican como malas compañías aquellas relaciones en las que una persona ejerce una influencia negativa sobre otra. Desde el punto de vista de la edad, las personas son especialmente vulnerables cuando son adolescentes y están en un momento de su vida en el que todavía están desarrollando su personalidad.

Los adolescentes son muy vulnerables ante el poder del grupo, esta es una de las razones por las que los padres deben de estar muy atentos para conocer con quién se relacionan sus hijos.

¿Qué causas pueden ser las que lleven a una persona a ser víctima de las malas compañías?

El miedo a la soledad puede hacer que una persona se relacione con gente que no le aporta cosas buenas por el miedo de quedarse aislado desde el punto de vista social. El deseo de recibir la aceptación por parte de los demás. Una baja autoestima puede llevar a la persona a recibir cariño a cualquier precio.

Las relaciones tóxicas son aquellas que se definen por la ausencia de libertad. Es decir, puede existir algún tipo de sometimiento de uno hacia otro. Las relaciones personales deben desarrollarse de igual a igual. Cuando no existe esta jerarquía en las relaciones, entonces, hay algo que está fallando.

Descubrirse y valorizarse para encontrar los relacionamientos que enriquecen

Malas-CompaniasEs muy importante ser selectivo en las relaciones personales, es decir, ser coherente con los propios valores y expectativas personales para no caer en la trampa de relaciones poco adecuadas. Para frenar el miedo a la soledad, debes recordar que nunca te sentirás si recuerdas que te tienes a ti mismo. Es decir, el pilar de las relaciones personales con los demás, es una buena autoestima.

Cómo protegerse

Nunca hagas nada que vaya en contra de tus propias ideas y creencias por el hecho de querer agradar a los demás. No es bueno querer buscar la aprobación externa a cualquier precio. Escucha los consejos de las personas que de verdad te quieren y te valoran. Aprende a decir no y marca límites a los demás.

 
 
 
Temas en Malas Compañías
 

Redes Sociales