Definición ABC » Comunicación » Impertinencia

+

Definición de Impertinencia

En toda sociedad hay una serie de normas y pautas de comportamiento que son consideradas correctas, oportunas y de buena educación, mientras que otras no lo son. Cuando una persona dice o hace algo considerado inapropiado, su acción es una impertinencia. Quien actúa de esta manera se convierte en un impertinente.

En nuestro idioma algunos sinónimos son los siguientes: inoportuno, inadecuado o improcedente.

Conductas de los niños pueden recibir esta calificación

Los niños se encuentran en proceso de socialización. En el contexto familiar y escolar aprenden todo aquello que es correcto. Sin embargo, es bastante habitual que incumplan las normas establecidas y tengan comportamientos inapropiados.

Los niños son impertinentes cuando interrumpen a los mayores, cuando gritan en lugares donde hay que permanecer en silencio, cuando molestan a los demás y, en definitiva, en todas aquellas circunstancias en las que realizan acciones indebidas.

En el mundo de los adultos

Los niños no tienen, ni mucho menos, la exclusividad de las impertinencias. Cuando estas son cometidas por un adulto adquieren una peor valoración, ya que se supone que el adulto sabe distinguir qué es lo correcto.

La lista de conductas no pertinentes puede ser muy larga: levantar la voz en exceso, mirar fijamente a un desconocido, exigir en lugar de pedir algo por favor, hablar con un lenguaje vulgar o agresivo, etc.

La falta de tacto

La impertinencia está relacionada con la falta de tacto. Así, en cualquier contexto en el que nos encontremos debemos saber interpretar de qué manera hay que actuar para evitar una conducta no pertinente. Cuando resulta más fácil cometer algún error o desliz es en aquellos casos en los que estamos en contacto con una cultura ajena a la nuestra y no conocemos las normas establecidas.

La cuestión de las buenas maneras

Las buenas maneras, también denominadas modales, son un conjunto de pautas de buena educación. Su cumplimiento facilita las relaciones humanas en todos los sentidos.

Por otra parte, los buenos modales funcionan como un elemento fronterizo: quien los cumple se convierte en una persona respetada y quien no lo hace es un impertinente, es decir, alguien grosero.

En la actualidad ya no están de moda los manuales de buenas maneras. Sin embargo, sí hay normas aceptadas como válidas en el conjunto de la sociedad.

Fotos: Fotolia - marinabh / mikesilent

 
 
 
Temas en Impertinencia
 

Redes Sociales