Definición ABC » Comunicación » Denotación

+

Definición de Denotación

A instancias de la lingüística, la palabra denotación es la que se emplea para designar el significado más básico que presenta una palabra y que como tal, todos los individuos que hablan el idioma lo conocen.

Significado literal de una palabra y desprovisto de cualquier subjetividad

Es decir, la denotación es el significado directo, la referencia formal y más extendida que ostenta una palabra, tal y como aparece en un diccionario de lengua del idioma en cuestión, y que carece de todo tipo de agregado de subjetividad por parte del hablante.

Ese significado o referencia indica la relación que existe entre el signo lingüístico y su referente.

El significado denotativo de mesa indica que se trata de un mueble, normalmente de madera, o también puede estar fabricado por otros materiales, conformado por una tabla horizontal que estará sostenida por una, dos, tres, cuatro, o más patas verticales, y que las personas utilizan para comer, trabajar, cocinar, entre otras funciones.

O sea, en lo que respecta a la denotación no habrá de ninguna manera contradicciones, ni como ya indicamos, subjetividades, dado que lo que se expresa es el significado universal de un término sobre el cual existe una convención.

En resumidas cuentas objetividad y denotación son una alianza, van de la mano.

El otro significado de una palabra que expresa valoración o emoción: connotación

En tanto, cabe destacarse, que las palabras presentan dos significados, por un lado el mencionado denotativo y por otra parte el connotativo, que estará determinado por aquel valor, emoción y sentimiento que las personas le aplicamos al término en cuestión como consecuencia del significado formal al cual está asociada la palabra.

Así, por ejemplo, la palabra violación, cuyo significado literal supone la acción y el resultado de violar, que implica infringir una ley o abusar sexualmente de alguien, es que para la mayoría de la gente, la palabra, tendrá una connotación de tipo negativa, es decir, se trata de un término que propone una cuestión desagradable, un delito aberrante, y por tanto su connotación irá en ese mismo sentido.

Otro ejemplo para aclarar más la cuestión es el de cumpleaños, que es una palabra que la mayoría de las personas la asocian con festejo, alegría, sin embargo, puede suceder que a un individuo le evoque recuerdos tristes, y por tanto, ahí cambia la connotación de tipo positiva que siempre gira en torno a la palabra.

Todos los términos de un idioma poseen estas dos caras: connotación y denotación, primando las características, experiencias y contextos del emisor y receptor, y lo objetivo, respectivamente.

Difícilmente el aspecto denotativo de una palabra cambie con el correr del tiempo, sin embargo, ese cambio sí puede afectar a la connotación que se le pueda atribuir a la misma.

De lo expuesto, entonces, se desprende que la palabra connotación es el concepto opuesto del término que nos ocupa.

La connotación es el sentido subjetivo que se le atribuye a una palabra por su asociación indirecta con otro y prescindiendo del significado real de la palabra, que corresponde a la denotación.

Ambas, connotación y denotación, se complementan en el lenguaje para sumarle riqueza y sentido.

Usar la connotación implicará darle un sentido a las palabras que se usan y que trasciende a su referencia literal.

Es una interpretación subjetiva que estará en relación a los sentimientos, las emociones, las sensaciones, y las experiencias vividas por parte de quien habla o escucha.

Es importante que tengamos en claro que todas las palabras tienen un significado denotativo y connotativo a la vez, porque si bien existe una definición para toda palabra también hay una connotación diferente para cada una de ellas, y que dependerá del sujeto que interviene en la comunicación, o que da un discurso, por caso.

En nuestro idioma usamos muchas expresiones no por el significado literal de las palabras sino por la asociación cultural que existe de las mismas, por ejemplo: “María tiene la vista de un lince”, comparación que tiene la intencionalidad de expresar que María tiene buena vista, ya que el lince justamente se caracteriza por disponer de una visión muy buena.

Explicación de una cuestión por indicios o señales

Y también este término es utilizado para expresar la explicación de algo que se obtiene a partir de indicios o de señales.

Por ejemplo, a partir de determinados indicios es posible que se llegue a encontrar la responsabilidad de alguien en un delito perpetrado.

Esos indicios o señales son cotejados por los investigadores del caso en cuestión, y si resultan ser verdaderos o correspondientes será posible atribuirle la culpabilidad del hecho a quien esos indicios señalan.

 
 
 
Temas en Denotación
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49186 fans
  • Twitter
    2291
  • Google
    434
  •