Comunicación » Biblioteconomía

Definición de Biblioteconomía

Debido al gran volumen de información que existe en todas las áreas del conocimiento, se hace imprescindible una correcta gestión de la información según normas y criterios estandarizados internacionalmente. La disciplina que se ocupa de esta tarea es la biblioteconomía, la cual se proyecta sobre distintas actividades: organización de bibliotecas, archivos y museos, gestión de documentos digitales e históricos, etc.

En síntesis, las técnicas y procedimientos de esta disciplina son aplicables a todas aquellas áreas donde sea necesario organizar y gestionar la información.

Los estudios universitarios en biblioteconomía son relativamente recientes, ya que en la mayoría de países se iniciaron en la década de 1990. Con respecto a la actividad laboral relacionada con estos estudios, la mayoría de licenciados desarrollan empleos en el sector público (universidades, bibliotecas públicas, archivos estatales, centros de documentación...).

¿Qué materias se estudian?

Si bien en cada universidad hay planes de estudios específicos, algunas de las áreas generales de esta disciplina son las siguientes: tecnología de la información, archivística general y especializada, bases de datos, catalogación de documentos y sistemas de almacenamiento, museología, organización de bibliotecas, fuentes bibliográficas, etc.

Las bibliotecas no han dejado de evolucionar

Como área del conocimiento, abarca materias diversas, pero la gestión de las bibliotecas es el aspecto central de esta disciplina. Tanto los rollos de pergamino o papiro de la Biblioteca de Alejandría en la antigüedad como los programas de software digital donde se almacena la documentación requieren de algún sistema organizativo.

En toda biblioteca hay tres operaciones básicas:

1) procesar y catalogar los libros con el fin de identificarlos y agruparlos de manera sistemática,

2) almacenar los libros agrupándolos con criterios racionales y

3) consultar el catálogo para identificar y ubicar los distintos documentos.

Al margen de los aspectos técnicos y organizativos, los centros actuales son una combinación de cultura, tradición e innovación. Como es lógico, el bibliotecario es el guía y consejero de los lectores y para cumplir con su cometido debe conocer los principios y fundamentos de una disciplina, la biblioteconomía.

En cuanto al futuro de esta institución, los expertos sostienen que estos centros del saber y la cultura se irán transformando en espacios interactivos donde se impongan criterios de conectividad digital y se establezcan colaboraciones a nivel local, región, nacional e internacional.

Fotos: Fotolia - Tryfonov / Alswart

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: diciembre. 2018 | URL: https://www.definicionabc.com/comunicacion/biblioteconomia.php
 
 

Redes Sociales