Comunicación » Argumento

Definición de Argumento

Definición conceptual

Un argumento consiste en un razonamiento que buscar demostrar, fundamentar o refutar cierta tesis. Se conoce también como argumento a la trama a partir de la cual se desarrolla una historia, a saber, el encadenamiento ordenado de los hechos que se narran en una obra ficcional. Argumentar, considerando ambas acepciones, consiste en brindar una sucesión de hechos que permiten avanzar desde un punto de partida dado hasta una determinada conclusión.

Lilén Gomez | Ene. 2022
Profesora en Filosofía

La argumentación no se restringe al ámbito escolar o académico, sino que está presente en las conversaciones cotidianas, en los medios de comunicación y en una amplia variedad de textos.

Retórica y lógica

Usualmente, la argumentación fue asociada al arte de la retórica, en tanto una técnica que estudia los modos de articulación del discurso con una finalidad de persuasión o convencimiento del receptor. El arte retórico (tekhné rhetoriké) era enseñado ya en la antigua Grecia como una forma de acceso a la participación política en la vida pública, estrechamente vinculada al convencimiento de los jurados populares en asambleas y tribunales. El objetivo de persuadir le valió a este arte del pensamiento una cierta deslegitimación durante largo tiempo, pues una gran capacidad argumentativa apoyada sobre una buena retórica no sería necesariamente reflejo de un mayor conocimiento, sino simplemente podría explicarse por la facilidad de hablar bellamente y convencer a otros. A grandes rasgos, esta posición frente a la retórica dio lugar al predominio de la lógica como ciencia privilegiada para el estudio de la argumentación, hacia fines del siglo XIX.

Desde el punto de vista de la lógica, lo relevante no es el acto de persuasión, sino el análisis del encadenamiento de enunciados en función de ciertas reglas establecidas como marco de referencia. El análisis lógico se detiene sobre el modo en que unos enunciados se relacionan con otros, independientemente del efecto que la argumentación produzca sobre el receptor del discurso y, cabe señalarlo, del contenido de dichos enunciados, ambas limitaciones que no deben perderse de vista. Si bien mencionamos el privilegio de la lógica frente a otros tipos de análisis del discurso, es preciso tener en cuenta que no es el único abordaje posible.

Argumentación y persuasión

Si consideramos la argumentación como un conjunto de estrategias discursivas que busca persuadir, encontraremos que esta característica es compartida por una gran cantidad de textos, independientemente de su género. Podemos encontrar una función argumentativa en un discurso pronunciado públicamente por un funcionario, pero también en textos científicos orientados a un interés social o económico. Esto se debe a que, en la elaboración que un discurso (en sentido general, es decir, lo que se enuncia) existe una elección previa de los objetos presentados al receptor bajo ciertas relaciones, la cual no refleja el mundo tal cual es, sino que se articula de acuerdo al punto de vista del emisor.

En otras palabras, siempre que expresamos un encadenamiento de ideas, presentamos al otro un punto de vista, con un mayor o menor interés por convencerlo, pero sin que este interés pueda ser eliminado, en tanto ningún discurso refleja fielmente el mundo de manera neutral. En la argumentación, al dar una explicación acerca de algo, buscamos que el interlocutor acepte tal explicación como una verdad, al menos posible. Podemos hablar de argumentación, entonces, siempre que el sujeto que articula un discurso manifiesta con él una representación de lo real, bajo un recorte probable, prefigurado por su posición social y su ideología, y existe una intención persuasiva.

Tipos de argumento

Algunos tipos de argumento habituales son: i) el argumento analógico, en el cual se establece una relación de semejanza entre aquello que se busca argumentar y otro hecho con el cual comparte rasgos comunes de acuerdo con la interpretación del emisor; ii) la ejemplificación, por la que se subsumen hechos particulares bajo el fenómeno general que se quiere fundamentar; iii) el argumento de autoridad, por medio del cual se apela a la posición de un tercero versado en el área en cuestión; iv) argumento de probabilidad, en virtud del cual se brindan datos estadísticos para concluir la probabilidad de un hecho; entre otros.

Referencias bibliográficas

Cabrera-González, Ada Caridad. (2011). Un contenido significativo para el contexto de las ciencias técnicas: el texto argumentativo. Ingeniería Mecánica, 14(1), 1-12.

Pascual, R. (1997) Discurso y argumentación. Libros del riel, pp. 41-49.

Plantin, C. (1998) Introducción: La argumentación entre enunciación e interacción. Escritos, Revista del Centro de Ciencias del Lenguaje, 17-18, pp. 7-21.

 
 
Autora: Lilén Gomez | Sitio: Definición ABC | Título: Argumento | Fecha: Ene. 2022 | URL: https://www.definicionabc.com/comunicacion/argumento.php

Profesora en Filosofía, Universidad de Buenos Aires, Argentina. Desempeño en el ámbito de la docencia y la investigación, en áreas de la Filosofía Contemporánea.
 
 
Temas en Argumento

Redes Sociales