Ciencia » Venas

Definición de Venas

Las venas son conductos que forman parte del sistema circulatorio, cuya función es conducir la sangre desde los tejidos hacia el corazón. Las venas en su trayecto confluyen entre sí dando origen a vasos cada vez de mayor diámetro, hasta formar las venas cavas, superior e inferior, así como a las venas pulmonares, que en conjunto recogen la sangre del cuerpo.

El sistema circulatorio tiene como función la distribución de la sangre en el organismo. La sangre contenida en el corazón alcanza los distintos tejidos a través de las arterias, una vez desoxigenada retorna al corazón mediante las venas.

En el caso de la circulación pulmonar, la sangre sin oxígeno que llega a la aurícula derecha a través de las venas cavas, pasa al ventrículo derecho y de allí es llevada a los pulmones por las arterias pulmonares. Una vez oxigenada, la sangre retorna a la aurícula izquierda por las venas pulmonares, de donde pasa al ventrículo izquierdo para ser enviada al resto del cuerpo por la arteria aorta.

Las venas tienen una estructura distinta a la de las arterias

Si bien arterias y venas están encargadas de la distribución de la sangre por el organismo, ambas tienen estructuras completamente distintas.

Las arterias están conformadas por una capa interna o endotelio, una capa media formada principalmente por fibras musculares y una capa externa de revestimiento. Las venas por su parte, carecen de endotelio y su pared muscular es mucho más delgada que la de las arterias, además de esto las venas en su interior contienen un sistema de válvulas que impiden que la sangre fluya en sentido retrógrado, es decir, que se devuelva.

La variación en la capa muscular se relaciona con el hecho de que las arterias son estructuras que trabajan con sangre a presión, mientras que el sistema venoso lo hace a baja presión y en gran parte de su trayecto en contra de la gravedad, razón por la requiere de la presencia de válvulas con la finalidad de evitar el reflujo de la sangre.

Principales sistemas venosos del cuerpo

El retorno de la sangre al corazón ocurre por la confluencia de varios sistemas venosos, estos corresponden a:

Sistema venoso de las piernas.

Contiene un gran número de vasos sanguíneos venosos que confluyen originando dos sistemas principales: el sistema venoso superficial, que corre bajo la piel, y el sistema venoso profundo, que corre entre y bajo los músculos. Ambos sistemas confluyen originando la vena femoral, que a nivel de la cavidad pélvica se continua con la vena iliaca externa, a la que se unen los troncos venosos de la pelvis para formar la vena cava inferior.

Sistema venoso portal.

La sangre proveniente del aparato digestivo contiene los nutrientes y diversas sustancias que ingresan al organismo con los alimentos, por tal razón, esta sangre se recoge en un sistema venoso especial que da origen a la vena porta, estructura que lleva esta sangre al hígado, en donde se filtran y procesan estas sustancias. La sangre que sale del hígado lo hace a través de las venas suprahepáticas, que drenan en la vena cava inferior.

Sistema venoso de los miembros superiores, la cabeza y el cuello.

Las venas originadas en estas estructuras dan origen a grandes troncos venosos que corresponden a la vena axilar, las venas yugulares y las venas subclavias que van a confluir originando la vena cava superior.

Sistema venoso pulmonar.

La sangre que llega al corazón contiene una baja cantidad de oxígeno y una alta cantidad de dióxido de carbono proveniente de los tejidos como producto final del metabolismo. Esta sangre es llevada a los pulmones para su oxigenación, siendo devuelta al corazón a través de las venas pulmonares.

Fotos: Fotolia - blueringmedia / angelmaker

 
 
Autor: Dra. Maria de Andrade, CMDF 21528, MSDS 55658. | Sitio: Definición ABC | Fecha: octubre. 2016 | URL: https://www.definicionabc.com/ciencia/venas.php
 
 

Ahora en Ciencia

Redes Sociales