Definición de Urgencia y Emergencia Médica

Los trastornos de la salud son muy variables en relación con su gravedad. En ocasiones pueden tratarse de enfermedades o condiciones que, si bien se acompañan por síntomas molestos, no representan un riesgo para la vida. En otros casos puede haber escenarios que sí conllevan un alto riesgo de morir, o de desarrollar lesiones que lleven a la aparición de secuelas graves, y que por lo tanto requieren atención médica inmediata.

Las situaciones en las que la atención medica debe ser prestada a la brevedad pueden ser a su vez de dos tipos, las urgencias y las emergencias médicas.

Urgencias médicas

Comprende una situación en la que se amerita una evaluación y tratamiento médico en una institución de salud, específicamente en una unidad o departamento. Estas condiciones deben ser resueltas en el lapso de pocas horas, la mayoría de los autores establecen un tiempo máximo de 6 horas desde el inicio de los síntomas y su tratamiento o estabilización.

Entre las principales afecciones de la salud que implican una urgencia se encuentran:

- Crisis hipertensivas
- Fiebre muy alta
- Vómitos y diarrea continuos
- Deshidratación
- Reacciones alérgicas
- Descompensación de enfermedades crónicas como la diabetes, insuficiencia cardíaca
- Infecciones severas
- Traumatismos
- Quemaduras
- Heridas
- Dolor intenso

Emergencias

En este segmento se entiende también una situación que amerita una evaluación médica a la brevedad, pero la atención debe ser inmediata ya que las lesiones o el trastorno de salud pone en riesgo la vida.

Por lo general, las personas que presentan una emergencia médica no llegan por sus medios a los centros de atención sino son trasladados por alguien que presenció el inicio de los síntomas, lo que por lo general ocurre de forma brusca o súbita.

Las condiciones que constituyen una emergencia médica abarcan:

- Hemorragias severas
- Politraumatismos
- Heridas profundas
- Dificultad respiratoria severa
- Infartos cardíacos
- Embolismos pulmonares
- Convulsiones continuas (estatus epiléptico)
- Pérdida de la conciencia
- Crisis hipertensivas con afectación de órganos blanco (falla renal, déficit neurológico o afectación cardíaca)
- Accidentes cerebrovasculares
- Quemaduras extensas
- Intoxicaciones – envenenamientos
- Reacciones alérgicas severas (acompañadas por dificultad para respirar)
- Perforación de vísceras abdominales con peritonitis (relacionada con litiasis biliar, apendicitis, diverticulitis o penetración de una úlcera gástrica o duodenal)

Las guías clínicas al respecto establecen que en la medida que pase más tiempo entre el inicio de estos cuadros y la atención médica, aumentará su mortalidad. En líneas generales, no debería transcurrir más de una hora entre el inicio de una emergencia médica y el acceso al servicio de salud.

Fotos: Fotolia - guingm5 / sitcokedoi

 
 
 
 
Autor: Dra. Maria de Andrade, CMDF 21528, MSDS 55658..
Trabajo publicado en: Ago., 2018.
X

de Andrade, M. (agosto, 2018). Definición de Urgencia y Emergencia Médica. Definición ABC. Desde https://www.definicionabc.com/ciencia/urgencia-emergencia-medica.php
 
 
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z