Definición ABC » Ciencia » Termorregulación

+

Definición de Termorregulación

En el ámbito de la biología hay principios generales que afectan al conjunto de seres vivos. Uno de ellos es la autorregulación. Con él se hace referencia a la capacidad de todos los vivientes para regular su temperatura corporal. La temperatura de un organismo depende de la entrada y la salida del calor en dicho organismo.

Organismos homotermos y poiquilotermos

Los primeros son aquellos que mantienen en su cuerpo unos niveles de temperatura dentro de unos parámetros constantes. Los segundos son los que presentan una temperatura con grandes variaciones dependiendo de los cambios de temperatura que se producen en el medio natural.

Otra forma de clasificación

Los organismos endotermos son los que regulan la temperatura corporal mediante procesos fisiológicos. Por el contrario, los ectotermos son los que regulan su temperatura recurriendo a algún tipo de estrategia o comportamiento.

Principales mecanismos de regulación

Algunos organismos recurren a la pérdida de calor (por ejemplo a través de la sudoración de la piel se pierden líquidos y esto provoca el descenso de la temperatura corporal). Otro mecanismo es la conservación de la temperatura (por ejemplo a través de la vasodilatación). Otra forma de autorregulación es la vasoconstricción y con ella no se pierde la temperatura asociada a la sangre.

Por otro lado, los mecanismos basados en el comportamiento se refieren al uso de distintas fuentes de calor que se pueden obtener a partir del medio ambiente (muchos animales se calientan buscando la luz solar, mientras que otros evitan el calor protegiéndose bajo tierra).

En los seres humanos

Los humanos mantenemos una temperatura constante que oscila entre los 36.5 y los 37.5 grados y si se produce una alteración por debajo o por encima de este parámetro esto quiere decir que hay algún tipo de alteración (por ejemplo, una infección o una hipotermia).

El hipotálamo es la estructura cerebral encargada de la autorregulación. Así, si hace mucho calor en el medio externo nuestro organismo tiende a disminuir la circulación de la sangre. Si la temperatura del medio es baja el cuerpo reacciona tiritando y de esta forma se genera un cierto calor corporal.

Por otra parte, cuando el frío es intenso las manos y los pies son los primeros en padecer sus efectos, ya que el hipotálamo da la orden de proteger los órganos vitales.

Para que los mecanismos de autorregulación funcionen adecuadamente debemos adoptar dos estrategias complementarias:

1) usar una vestimenta adecuada para cada circunstancia y

2) alimentarnos e hidratarnos correctamente.

Fotos Fotolia: sabelskaya / anitalvdb

 
 
 
Temas en Termorregulación
 

Redes Sociales