Definición ABC » Ciencia » Teodicea

+

Definición de Teodicea

En relación con la idea de Dios caben varias opciones: quienes son ateos consideran que no existe, los agnósticos no rechazan la idea de Dios pero entienden que es una idea que va más allá del entendimiento humano, los creyentes defienden su existencia a partir de la fe y algunos filósofos afirman que es posible explicar a Dios desde una perspectiva racional. Esta última concepción es precisamente el principio fundamental de la teodicea, un área de la filosofía que en su sentido literal se ocupa de la justificación de Dios.

Origen de la teodicea como rama de la filosofía

A partir del siglo XVll la filosofía occidental impulsó una nueva corriente conocida como Racionalismo. Los filósofos pertenecientes a ella entendían que la razón humana era suficiente para explicar el conjunto de la realidad. Es en este contexto cuando por primera vez surge el término teodicea.

Fue concretamente Leibniz quien lo utilizó para abordar algunas cuestiones que anteriormente formaban parte de la teología. Entre los asuntos que trató destacan tres: la bondad de Dios, la libertad del ser humano y el origen del mal. Hay que indicar que el término teodicea en ocasiones equivale a otro, teología natural.

Dios y el problema del mal en Leibniz

La existencia del mal es un hecho evidente. Sin embargo, para una persona que cree en Dios esta realidad puede ser problemática, pues la existencia de Dios parece incompatible con la existencia del mal. En otras palabras, el mal genera sufrimiento y si Dios es infinitamente bondadoso no debería permitir el sufrimiento humano originado por la existencia del mal. Ante este interrogante, Leibniz sostiene lo siguiente: el camino del mal depende exclusivamente de la libertad humana. En este sentido, Leibniz viene a decir que Dios ha creado a los hombres para que sean libres y de ellos depende que elijan entre el camino del bien o el del mal.

Según la tesis de Leibniz, cuando los hombres emplean equivocadamente su libertad es cuando aparece el mal. En consecuencia, Dios no tiene ninguna responsabilidad con respecto a la existencia del mal en el mundo.

La concepción de Dios en Aristóteles y en Spinoza

La idea de Dios ha preocupado a los filósofos desde los orígenes de la filosofía. Para Aristóteles, Dios es un ser necesario y es la causa primera que explica todo lo que existe. En otras palabras, desde un punto de vista puramente racional tiene que haber una causa primera que aporte una explicación de la totalidad del universo y esa causa primera Aristóteles la llamó Motor Inmóvil, un concepto equivalente al de Dios. Para Spinoza, la idea de Dios no se encuentra en ningún libro sagrado sino en el orden de la naturaleza.

Los planteamientos sobre Dios de Leibniz, Aristóteles y Spinoza son tres ejemplos de la teología natural o teodicea, una rama de la metafísica.

Foto: Fotolia - kevron2001

 
 
 
Temas en Teodicea
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49115 fans
  • Twitter
    2303
  • Google
    453
  •