Definición de Sólido

Constitución en la que se presenta uno de los tres estados de la materia, que se puede percibir por su rigidez, diferenciándose del líquido y gaseoso. Cuando la estructura es ordenada y las partículas tienen posiciones determinadas se dice que el sólido es cristalino, mientras que, si los átomos, iones o moléculas que lo forman están ordenados al azar, el sólido será amorfo (sin forma).

Candela Rocío Barbisan | Sep. 2022
Ingeniera Química

Con tipos de sólidos nos referimos a la estructura que adopta a nivel molecular un sólido en función de las propiedades macroscópicas, y en este marco existe una clasificación general: cristalinos y amorfos. Según esta clasificación es posible caracterizarlos. Por ejemplo, los sólidos cristalinos tienen temperaturas de fusión exactas y en su morfología se observan caras planas, y ángulos definidos en sus aristas. Gracias a esto, es posible representarlos en matrices tridimensionales denominadas redes cristalinas. Como ejemplos de sólidos cristalino podemos nombrar la sal de mesa (NaCl) y el diamante.

En tanto que, los sólidos amorfos, por ende, no poseen caras definidas y su morfología se la otorga el moldeo o el corte que se les realice durante su fabricación. Además, los sólidos amorfos no poseen puntos de fusión precisos, sin embargo, se ablandan dentro de un intervalo. Algunas fundiciones de sólidos conllevan a la formación de cristales líquidos a que se presenten simultáneamente propiedades típicas tanto de líquidos como de sólidos y esto resulta muy útil en distintas aplicaciones de la industria. El concepto de sólido amorfo está muchas veces relacionado a sólidos parcialmente cristalinos y algunos ejemplos de ellos son los materiales plásticos como el polipropileno, el nylon y el vidrio (SiO2). Cabe destacar que el Óxido de Silicio también puede formar redes cristalinas, el cuarzo.

Así mismo, dentro de los sólidos cristalinos podemos hacer una subdivisión en función del tipo de enlace que presentan, es por ello que, se tienen: sólidos moleculares, covalentes, iónicos o metálicos. A continuación, veremos cada uno de ellos y sus propiedades principales.

Sólidos Moleculares

Ejemplos de sólidos moleculares son agua y dióxido de carbono. En estos casos, la fuerza de enlace que predomina son las fuerzas intermoleculares como pueden ser: Fuerzas de Dispersión o de London, Fuerzas Dipolo-Dipolo y/o Puentes de Hidrógeno.

Aquí la red cristalina está formada por moléculas y, por ello, son blandos, poseen bajos puntos de fusión (en comparación con otros sólidos que poseen fuerzas de enlace más intensas) y son malos conductores del calor y la electricidad.

En general, son gases o líquidos a temperatura ambiente y a temperaturas lo suficientemente bajas forman sólidos moleculares.

Sólidos Covalentes

En el caso de los sólidos covalentes se forman redes de átomos cuya fuerza de enlace es el enlace covalente. Ejemplos típicos podemos mencionar al Diamante, el Cuarzo y el Grafito.

En general, como características principales podemos mencionar que son muy duros y malos conductores térmicos (aunque pueden encontrarse algunas excepciones).

Así mismo, encontramos sólidos covalentes con altos puntos de fusión (que varían desde los 1200ºC a 1400ºC).

Sólidos Iónicos

Los sólidos iónicos forman redes cuyas partículas en la celda cristalinas son los aniones y cationes. La fuerza de atracción que mantiene unidas las partículas en la red son las fuerzas electrostáticas (entre iones positivos y negativos). A modo general, se puede mencionar que poseen altos puntos de fusión gracias a su energía reticular de enlace mientras que son malos conductores del calor y la electricidad. Sin embargo, al ser disueltos en agua (son solubles en ella) o al fundirse son electrolitos capaces de conducir la electricidad, ya que en estado sólido ocupan posiciones fijas en la red y no pueden moverse.

Además, se los considera solidos duros y quebradizos.

Ejemplos de este tipo de sólido son: la sal de mesa (NaCl) y otras sales como AgCl, K2SO4.

Sólidos Metálicos

Los metales forman estructuras cristalinas donde las partículas de la red son cationes que se mantienen unidos por una nube de electrones. Entonces, la red tridimensional formada por iones positivos del metal en cuestión forma una estructura compacta que se ve rodeada del mar electrónico.

Todos los metales se encuentran en estado sólido (excepto el Mercurio) y se sabe que son maleables, dúctiles y que poseen alta conductividad térmica (buenos conductores tanto del calor como de la electricidad).

La fuerza de enlace que predomina es el enlace metálico, un tipo de fuerza electrostática entre cationes y electrones.

Ejemplos de ellos son los metales que conocemos habitualmente: Hierro, Aluminio, Platino, entre otros.

 
 
 
 
Por: Candela Rocío Barbisan. Ingeniera Química por la UNMdP, Argentina, trabaja en la gestión de activos e integridad a diversas industrias, principalmente Oil & Gas. Certificada en API 580, Risk Based Inspection, por el American Petroleum Institute. Profesora en la Facultad de Ingeniería en la UNMdP, en las cátedras de Química General I, Laboratorio de Operaciones Unitarias (4º año, Ing. Química) y Laboratorio de Reactores y Control (5º año, Ing. Química).
Trabajo publicado en: Sep., 2022.
X

Barbisan, C. R. (septiembre, 2022). Definición de Sólido. Definición ABC. Desde https://www.definicionabc.com/ciencia/solido.php
 
 
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z