Ciencia » Saco Amniótico

Definición de Saco Amniótico

Saco amniotico Una vez que se lleva a cabo la fecundación del óvulo este sufre una serie de cambios que llevaran a la formación y el nacimiento de un nuevo ser que se va a desarrollar en el interior de una estructura membranosa llena de líquido conocida como Saco Amniótico.

El saco amniótico aparece entre el octavo y noveno día de la gestación, constituye una estructura que le va a dar protección al embrión y posteriormente al feto en formación, también le permite nutrirse y eliminar sus desechos.

Este saco se encuentra delimitado por la cara interna de la membrana amniótica y la placenta, rodea además al cordón umbilical. En su interior se encuentra el líquido amniótico.

Líquido amniótico

La membrana amnios tiene como función la producción del líquido amniótico, se trata de una sustancia cristalina que rodea completamente al feto a partir de la novena semana de gestación.

Este líquido permite los movimientos del feto y le brinda protección dentro del saco amniótico, igualmente contribuye a mantener la temperatura fetal y a brindar amortiguación contra los traumatismos.

Al principio del embarazo el líquido es producido por la madre y se obtiene a partir del plasma sanguíneo que difunde desde los vasos sanguíneos hacia la cavidad amniótica así como de las membranas fetales.

Después de la vigésima semana de embarazo los riñones del feto ya se encuentran en funcionamiento y son capaces de producir orina que pasa al saco amniótico para incrementar su volumen, se estima que a las veinticinco semanas el feto produce unos 60 ml de líquido al día que aumentan progresivamente hasta llegar a unos 600 ml diarios al final del embarazo. Por esta razón la determinación del volumen de líquido amniótico es un parámetro que permite evaluar la función de los riñones del feto.

Anormalidades del saco amniótico

El saco amniótico en condiciones normales recubre totalmente la superficie coriónica, cuando esto no sucede se producen serias anomalías en el desarrollo del feto.

Cuando el saco amniótico no se adhiere al amnios sino a la superficie del feto se afecta el desarrollo del área en la que esto ocurre lo cual produce anormalidades como malformaciones, amputaciones o incluso falta de formación de la parte del cuerpo donde ocurre la adherencia.

Ruptura prematura de membranas

Aproximadamente un tercio de los partos prematuros son debidos a la ruptura prematura de las membranas que rodean al saco amniótico, esto puede deberse a muchas causas que incluyen las infecciones maternas, trastornos nutricionales que afectan la producción de colágeno o el hábito de fumar cigarrillos.

Ante esta situación la cavidad amniótica y el feto quedan expuestos a los microorganismos que se encuentran en la vagina de la madre, igualmente esta rotura lleva a la perdida de líquido amniótico hacia la vagina con lo que lo cual favorece que se desprenda la placenta. Esta es una condición seria que puede afectar la vida del feto, especialmente si ocurre antes de las 34 semanas de gestación.

 
 
Autor: Dra. Maria de Andrade, CMDF 21528, MSDS 55658. | Sitio: Definición ABC | Fecha: junio. 2015 | URL: https://www.definicionabc.com/ciencia/saco-amniotico.php
 
 

Ahora en Ciencia

Redes Sociales