Definición ABC » Ciencia » Protozoos

+

Definición de Protozoos

En el Reino Animal las diferentes especies se pueden clasificar según su nivel de complejidad biológica. Así, los seres más simples entre los invertebrados son los protozoos. Se considera que en las primeras formas de vida que aparecieron ya había este tipo de organismos.

Hay que indicar que el término protozoo viene del griego y quiere decir literalmente "primeros animales".

Características de los protozoos

La mayoría de estos seres son unicelulares y poseen un núcleo definido en el interior de la célula. Como criterio general, tienen movimiento y algunos de ellos son heterótrofos, es decir, se alimentan de otros seres vivos. En algunos casos son autótrofos, por lo que fabrican su propio alimento al igual que las plantas.

Hay cuatro tipos distintos: flagelados, ciliados, rizópodos y esporozoos. Todos ellos se clasifican dentro del Reino Protista. Todos los organismos protistas son microscópicos, sin paredes celulares, viven en ambientes húmedos, tienen elevadas tasas reproductivas y necesitan oxígeno para sobrevivir. Estas características hacen que estos seres se conviertan en depuradores naturales del agua y, paralelamente, iniciadores de cadenas tróficas.

Se cree que los protozoos más primitivos aparecieron cerca de las costas. En este sentido, los organismos que surgieron en este medio ambiente fueron evolucionando y se convirtieron en una parte fundamental de la cadena alimenticia de otros seres vivos.

El papel de los protistos en distintos ámbitos

En su gran mayoría estos seres son inofensivos. Algunos de ellos son de gran utilidad, pues algunos protozoos son empleados en geología para la búsqueda de petróleo.

Los protistos son utilizados en el mundo entero en las plantas de tratamiento de aguas residuales, ya que estos organismos mineralizan la materia orgánica. Así mismo, son utilizados como fertilizantes orgánicos, para fabricar biocombustibles, para producir cosméticos, en la fabricación de fármacos o para preparar biomasa de algas. Los protistas también se pueden cultivar colocando sustratos artificiales flotantes. o para alimentar a los peces.

Estos organismos son igualmente empleados en distintas industrias alimenticias. A pesar de sus múltiples utilidades, algunos protistas producen enfermedades, tales como la malaria o ciertas enfermedades que afectan a las plantas.

En síntesis, los protistas incluyen a los protozoos y conforman más de 30.000 especies distintas que habitan en todos los ecosistemas acuáticos del planeta.

Foto: Fotolia - Sinhyu

 
 
 
Temas en Protozoos
 

Redes Sociales