Definición ABC » Ciencia » Post Mortem

+

Qué es Post Mortem

El latinismo post mortem, cuyo significado literal es después de muerto, se emplea para referirse a la exploración médica de los cadáveres con el fin de obtener información relevante sobre las causas y las circunstancias de la muerte de un individuo.

El examen de un cadáver

La medicina forense es la única rama en la que el profesional de la medicina no intenta restablecer la salud del paciente.

Más allá de la información para determinar qué ha causado la muerte, un médico forense tiene un amplio abanico de competencias: cooperar con la justicia y la investigación criminal, investigar la posible responsabilidad profesional de los médicos en relación con un fallecimiento, estudiar restos humanos en el ámbito de la antropología forense o conocer el ADN de un cadáver con algún fin, por ejemplo para determinar una paternidad.

El médico forense realiza un examen post mortem detallado, en el cual es preciso recopilar información muy concreta: el rigor mortis del cadáver, su temperatura corporal, parasitismo en la piel, etc. Por otra parte, los enfermeros se ocupan de los denominados cuidados post mortem con la intención de preparar el cadáver y atender a los familiares del fallecido.

El examen anatómico de un cadáver, conocido popularmente como autopsia, se realiza normalmente en casos de muerte violenta o cuando hay indicios razonables de un acto criminal

Desde un punto de vista histórico, los primeros exámenes post mortem de la medicina forense tuvieron lugar 3000 a. C en el contexto de la civilización egipcia, en la que los investigadores han encontrado pruebas que ponen de manifiesto los vínculos existentes entre medicina y ley.

Otros latinismos del lenguaje cotidiano

Además del latinismo post mortem, hay otros que tienen igualmente una cierta relación con las circunstancias cercanas a la muerte, como corpore insepulto, corpus delicti o nasciturs. Son muchos los latinismos que utilizamos en la comunicación. Así, las horas oficiales se dividen en ante merídiem y post meridiem, más conocidas por sus siglas am y pm. En el ámbito universitario se habla de campus, honoris causa, aula magna o alma mater.

En la terminología jurídica son numerosas las expresiones en latín y lo mismo sucede con la taxonomía empleada en la clasificación de los seres vivos. Así mismo, en la comunicación cotidiana se emplean expresiones como ipso facto, lapsus, motu propio, per se, rictus, quorum, snob y otras muchas. En definitiva, el latín es una lengua muerta que goza de muy buena salud.

Foto: Fotolia - oocoskun

 
 
 
Temas en Post Mortem
 

Redes Sociales