Definición ABC » Ciencia » Ozono

+

Definición de Ozono

Ozono El Ozono es un gas que normalmente se encuentra en la atmósfera, su fórmula química es O3, lo que significa que cada molécula de ozono está formada por tres átomos de oxígeno. Este gas tiene un color azulado y desprende un olor característico fácilmente reconocible.

El ozono se forma en la atmósfera por efecto de las radiaciones del sol sobre los átomos de oxígeno, allí se distribuye en una de sus capas, la estratosfera, dando origen a la famosa capa de ozono. La producción de este gas se ve afectada por factores como la actividad solar, las estaciones y la hora del día. Otra fuente de ozono es la exposición del aire a campos electromagnéticos como los ocasionados por tormentas o por algunos aparatos.

Una barrarea ante la amenaza del sol

Una de las principales funciones del ozono es constituir una barrera de protección contra las radiaciones ultravioletas emitidas por el sol, al ser capaz de absorber gran parte de estas radiaciones impidiendo su llegada a la superficie terrestre.

Además del efecto beneficioso como protector frente a las radiaciones, el ozono tiene propiedades desinfectantes frentes a microorganismos por lo cual ha sido ampliamente empleado en procesos de desinfección y esterilización del agua, así como para el lavado de productos agrícolas previo a su consumo humano, este efecto es debido a su alto poder oxidante.

Aplicaciones que desconocías

OzonoOtros usos que han cobrado gran auge en la actualidad incluyen la esterilización de aguas residuales, el tratamiento del agua de piscinas y la desinfección de torres de enfriamiento especialmente para la prevención de su colonización por parte de bacterias del tipo Legionella, que suelen habitar en los ductos y sistemas de aires acondicionados afectando a grandes cantidades de personas que las adquieren por inhalación de aire contaminado desarrollando una enfermedad potencialmente mortal conocida como Legionelosis o Enfermedad del Legionario.

El ozono en el ámbito de la salud

Un área de gran aplicación del ozono es con fines médicos. Por años se ha usado para el tratamiento de diversas afecciones como las micosis u hongos en las uñas, infecciones de la piel, úlceras, infecciones crónicas y medicina antienvejecimiento.

Un campo en donde el ozono ha mostrado gran efectividad es en el tratamiento de las afecciones del aparato locomotor de carácter degenerativo como la artrosis, bursitis, tendinitis e incluso en el caso de hernias discales, en estas últimas la aplicación de ozono local ha demostrado disminuir el tamaño de la hernia de disco con lo cual disminuye la compresión que esta ejerce sobre las raíces nerviosas lo cual origina el dolor.

 
 
 
Temas en Ozono
 

Redes Sociales