Ciencia » Noosfera

Definición de Noosfera

En la ciencia tradicional se contemplan distintas dimensiones del planeta. Existe la geósfera, la biosfera, la hidrosfera o la atmósfera. Para algunos hay una dimensión diferente, la noosfera. Quienes creen en la existencia de una noosfera, sostienen que la Tierra es un ser vivo dotado de inteligencia.

Este vocablo es un neologismo formado por el término nóos, que significa conocimiento, y spheare o esfera. Los pensadores que defienden la existencia de una noosfera son principalmente dos: Vladimir Vernadski y Theillard de Chardin.

La biología tradicional niega la existencia de una noosfera

La Tierra tiene aproximadamente 4500 millones de años. Inicialmente se creó la geósfera, es decir, el conjunto de placas tectónicas y los continentes. Con posterioridad se formó la hidrosfera o conjunto de océanos.

Asimismo, tanto la atmósfera como la biosfera permitieron la aparición de las distintas formas de vida en el planeta.

Aquellos que defienden la existencia de una noosfera consideran que la evolución del planeta se corresponde necesariamente con la existencia de un ser vivo.

Al igual que cualquier otro ser vivo, la Tierra tiene mecanismos de autorregulación, reacciona a los estímulos externos y, muy especialmente, reacciona a la acción del Sol. Sin embargo, desde la perspectiva de la biología convencional, para que un organismo sea considerado vivo tiene que nacer de otro ser vivo y reproducirse.

En consecuencia, para la comunidad científica la creencia en una noosfera es un modelo teórico de tipo pseudocientífico.

La noosfera o mente de nuestro planeta viene a ser una nueva etapa evolutiva de la Tierra. Para que el planeta se mantenga sincronizado es necesario que disponga de una inteligencia propia que ordene racionalmente todo lo que existe.

Funcionaría de una forma similar al cerebro humano

Al igual que nuestro cerebro procesa una serie de datos, la noosfera también tiene su propia capacidad para ordenar todo lo que tiene lugar en la Tierra.

La conciencia de la noosfera no se localiza en un punto concreto, tal y como ocurre con la conexión entre la mente y el cerebro. La supuesta mente del mundo no se encuentra aquí o allá y puede encontrarse en todos lados a la vez.

Quienes defienden la tesis de una mente del mundo afirman que las distintas fuerzas fundamentales (por ejemplo, la fuerza de la gravedad o la fuerza electromágnética) están gobernadas por una mente superior. En este sentido, cada célula de nuestro organismo estaría conectada con la noosfera.

Foto: Fotolia - minicel73

Autor: Javier Navarro | +CITAR
 
 
 
Temas en Noosfera
 

Redes Sociales