Definición ABC » Ciencia » Metano

+

Definición de Metano

MetanoEl metano es la molécula orgánica más pequeña y está formada por un átomo de carbono y cuatro átomos de hidrógeno, por lo que su formulación química es CH4. Pertenece a la familia de los alcanos, que son aquellos elementos que solamente poseen átomos de carbono e hidrógeno.

Cómo se forma el metano

Para entender el metano como molécula hay que tener en cuenta que el carbono es el átomo más importante de las moléculas orgánicas y su número atómico es 6, ya que ocupa el sexto lugar en el sistema periódico de los elementos. El hecho de que el carbono tenga como número atómico el 6 significa que posee 6 protones en el núcleo y 6 electrones en la periferia. Por otra parte, debemos tener presente que los electrones se ordenan en capas y orbitales y que los electrones son fundamentales para formar las moléculas.

De esta manera, si unimos cuatro hidrógenos al carbono, cada hidrógeno aporta un electrón y junto con uno de los electrones de valencia del carbono forman un enlace de dos electrones. Así, en total se forman cuatro enlaces y cada uno con dos electrones, por lo que el carbono acaba rodeado por ocho electrones en su capa más externa. Cuando se forma la molécula de metano, el carbono consigue una estabilidad adicional.

En la morfología del metano se observa que la molécula es totalmente simétrica, lo que significa que las distancias CH son idénticas entre sí y los enlaces están lo más alejados posible unos de otros. Esto sería como si uniéramos cuatro globos entre sí. La estructura del metano forma cuatro orbitales idénticos, que son los llamados orbitales híbridos.

Los peligros del metano para el equilibrio del planeta

En las zonas polares el hielo se está derritiendo después de miles de años helado, formándose así inmensos lagos. Estos lagos tienen algo especial, ya que de ellos ascienden columnas de burbujas de su suelo y estas burbujas son de metano, las cuales producen un gas que generan un efecto invernadero muy superior al que produce el dióxido de carbono. La liberación de metano a la atmósfera acelera el calentamiento de la Tierra.

Por otra parte, en las profundidades del mar de las zonas polares hay una masa blanca que es hidrato de metano, es decir, una mezcla de agua y metano. Esta mezcla yace bajo las plataformas continentales y si hay un incremento de la temperatura se libera una gran cantidad de metano que acaba amenazando al equilibrio medioambiental.

Fotos: iStock - PeopleImages / SVproduction

 
 
 
Temas en Metano
 

Redes Sociales