Definición ABC » Ciencia » Iridiscencia

+

Definición de Iridiscencia

Al observar una simple pompa de jabón se puede apreciar en su interior una gama de colores. Se trata de los colores del arco iris y este ejemplo ilustra un fenómeno de la naturaleza, la iridiscencia. Estamos ante un fenómeno que ocurre con cierta frecuencia, como por ejemplo con las manchas de aceite en el suelo mojado, cuando los colores se reflejan en finas películas de agua, al observar las plumas de un pavo real o simplemente cuando vemos el cielo después de una tormenta y aparece el arco iris.

El término iridiscencia proviene del vocablo griego iris, que quiere decir luz. Como otros muchos términos, este tiene su origen en la mitología griega (en la Ilíada Iris es una divinidad que actúa como una de las mensajeras de los dioses).

Se empezó a comprender este fenómeno hace unos 300 años

En uno de sus experimentos el científico inglés Isaac Newton enfocó un haz de luz sobre un prisma y observó que la luz blanca está formada por colores distintos.

En un experimento paralelo mezcló todos los colores y así creo una luz blanca. Así, cuando un prisma refracta la luz, su forma particular hace que la luz se divida en colores. Se trata de un fenómeno óptico que depende del ángulo de iluminación y del ángulo de la observación.

La iridiscencia tiene lugar cuando dos o más ondas de luz se agrupan o superponen para crear una onda con una amplitud distinta

La coloración del reino animal y vegetal se encuentra relacionada con este fenómeno óptico. En este sentido, la coloración de las cosas es el resultado de la acción de la luz sobre la estructura de la materia (el color de un ser vivo no siempre se debe a los pigmentos que posee sino a su estructura interna).

Otros significados y enfoques

La luz es explicable en un lenguaje científico pero tiene a su vez un valor semántico singular. Podríamos decir que sirve como metáfora para explicar ideas y sentimientos (decimos de alguien que amamos que es un nuestra luz o comparamos la idea de Dios con una luz divina). En un sentido similar, una persona iridiscente es aquella que tiene una luz especial. Este adjetivo también se usa para referirse a las personas con muchas dimensiones en su vida.

Para los aficionados a las doctrinas apocalípticas las nubes con una coloración iridiscente tienen un mensaje especial: anuncian la proximidad de un catástrofe planetaria.

En el mundo del arte hay abundantes ejemplos relacionados con este fenómeno óptico: existen pasteles al óleo y pigmentos de tipo iridiscente con los que es posible crear unos originales efectos visuales, fotografías que imitan la acción del arco iris, figuras geométricas decorativas, etc. En estos casos podríamos afirmar que el arte imita a la naturaleza.

Fotos Fotolia: shige / martin_mecnarowski

 
 
 
Temas en Iridiscencia
 

Redes Sociales