Ciencia » Inercia

Definición de Inercia

La inercia es la capacidad que tiene un cuerpo para sobreponerse al movimiento. Así, cuando un vehículo se mueve todo lo que se encuentra dentro del mismo se mueve a la misma velocidad. No obstante, si repentinamente el vehículo se detiene, todo lo que hay en él continuará moviéndose en la dirección en la que iba el vehículo inicialmente. Esto se debe a la inercia.

La ley de la inercia y los principios de Newton para explicar el movimiento

Esta ley, conocida también como primera ley de Newton, afirma que todo cuerpo tiende a mantener su estado de reposo o de movimiento continuo, a menos que haya una fuerza externa que lo obligue a cambiar su estado. Así, la sumatoria de fuerzas tiene que ser igual a 0 para que un cuerpo esté en equilibrio o con velocidad constante.

La primera ley de Newton explica la tendencia de los cuerpos a mantener su estado. De no ser por algún objeto externo, los objetos permanecerían en reposo o bien en movimiento rectilíneo uniforme. En consecuencia, la inercia es la resistencia al cambio de movimiento que presentan los cuerpos.

Con la ley de la inercia Newton explicaba algunos de los movimientos que existen. Con una segunda ley este científico explicó otro tipo de movimientos. De esta manera, un objeto sobre el que actúa una fuerza no equilibrada acelerará en la dirección de dicha fuerza (esta ley es la que permite explicar el movimiento asociado a la fuerza de la gravedad). En una tercera ley Newton afirmó que las fuerzas siempre ocurren en pares iguales y opuestos.

En las relaciones humanas también se produce un fenómeno semejante a la inercia

Cuando nos dejamos llevar por los acontecimientos, estamos actuando por inercia. Este tipo de actitud es considerada pasiva y puede expresar falta de motivación o de personalidad.

Este tipo de conductas tienen dos caras diferenciadas. Por un lado, la inercia es positiva porque se trata de una opción cómoda en la que no hay que tomar ninguna decisión. Imitamos a los demás, nos dejamos guiar o continuamos haciendo lo mismo de siempre y así nos sentimos en nuestra zona de confort. La inercia tiene otra lectura muy diferente.

Quien se deja conducir por esta fuerza, cae fácilmente en la monotonía y en la falta de control sobre su propia vida. En síntesis, la inercia puede ser una aliada o una enemiga.

En ocasiones las actuaciones por inercia tienen un componente contradictorio: nos dejamos llevar por ella y al mismo tiempo nos sentimos mal por nuestro comportamiento. Pensemos en una persona que no hace ningún ejercicio y que come todo lo que quiere desde hace muchos años. Es muy probable que tenga un dilema: se siente cómodo con su rutina diaria, pero quisiera romper con ella y empezar una nueva vida.

Foto: Fotolia - kichigin19

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: octubre. 2017 | URL: https://www.definicionabc.com/ciencia/inercia.php
 
 

Ahora en Ciencia

Redes Sociales