Ciencia » Impulsividad

Definición de Impulsividad

impulsividadLa impulsividad es esa fuerza interna que produce un descontrol de la persona que como consecuencia de esa impulsividad y las dificultades para gestionar esos impulsos, puede dejarse llevar por la ira y decir algo que en realidad, no quiere expresar, sin embargo, se siente incapaz de refrenar ese malestar interno. En este sentido, la persona debe de tomar conciencia de esta limitación para poder educar el carácter y gestionar de un modo asertivo situaciones que plantean un conflicto interno.

En un momento de impulsividad, la persona expresa un mensaje sin haberlo reflexionado con tranquilidad porque su alteración perturba su pensamiento (la conexión mente-emociones es constante).

Un rasgo del carácter

Esta impulsividad es un rasgo del carácter que define el temperamento de una persona en distintas etapas de su vida aunque la forma en la que se manifieste puede ser distinta en función de la edad. Una persona impulsiva se siente desbordada por la emoción que le brota en ese momento.

De este modo, son personas que tienen dificultades para cultivar la paciencia y para tener prudencia, por ello, muchas de sus actuaciones pueden pasarles factura porque tras haber pasado dicha emoción, cuando están tranquilas, pueden reflexionar con tranquilidad sobre cómo se sienten.

Existen situaciones concretas en las que las personas impulsivas tienen todavía más dificultades para gestionar este malestar emocional: al trabajar bajo presión, al sufrir un ataque de ira, al tener que tolerar la frustración ante un hecho concreto, al experimentar la responsabilidad de tomar una decisión importante, ante un enojo en una discusión de pareja...

Consecuencias de la impulsividad

Impulsividad¿Qué indicio puede indicar a una persona que tiende a ser impulsiva? Si con frecuencia te das cuenta de que te arrepientes de muchas de las decisiones que has tomado tras haber pasado poco tiempo de haber tomado esa decisión, entonces, es un signo de que existe cierta falta de coherencia emocional entre aquello que la persona piensa y siente (entre aquello que quiere y que hace).

Existen decisiones importantes que pueden tomarse por un impulso y que, sin embargo, conviene valorar y hacer balance: por ejemplo, una persona puede romper su noviazgo como consecuencia de un impulso tras un enfado. Este tipo de comportamientos cuando se tornan en habituales pueden producir una enorme inestabilidad en el estilo de vida.

 
 
Autor: Maite Nicuesa | Sitio: Definición ABC | Fecha: abril. 2015 | URL: https://www.definicionabc.com/ciencia/impulsividad.php
 
Temas en Impulsividad
 

Ahora en Ciencia

Redes Sociales