Ciencia » Fósforo (Elemento Químico)

Definición de Fósforo (Elemento Químico)

En las células de nuestro organismo hay minerales esenciales y uno de los más abundantes es el fósforo. Se trata de un mineral que cumple amplias funciones relacionadas con la salud. Hay que indicar que todos los organismos vivos necesitan fósforo para sobrevivir. Después del calcio, es el mineral más abundante en nuestro cuerpo. Del total del fósforo que hay en nuestro organismo, el 85% se encuentra en los huesos y el 15 % restante interviene en distintas funciones vitales.

Identificando sus funciones básicas

Facilita la formación de dientes y huesos. Ayuda en la formación del tejido muscular. Proporciona energía. Participa en la formación de enzimas. Interviene en el proceso de transmisión de los impulsos nerviosos. Como consecuencia de todo ello, el fósforo es un buen aliado para mantener la salud. Así, al consumir alimentos con fósforo se reducen los niveles de colesterol malo, hay una mejora del metabolismo, ayuda al crecimiento de los más pequeños y potencia la memoria y la capacidad de concentración.

En los alimentos y en la industria alimentaria

Los alimentos que lo contienen son los siguientes: la carne de ave, el marisco, el pescado, los huevos, el maíz, el arroz integral, las carnes y la quinoa. Por otra parte, el fósforo está presente en la industria de los alimentos, pues se utiliza en forma de suplementos (por ejemplo, las sales de fosfato de sodio o de potasio pueden utilizarse como suplementos, como emulsionantes o en el tratamiento de las harinas, de los embutidos o de los quesos fundidos).

También se utiliza para la fabricación de cerillas y por este motivo las cerillas son denominadas fósforos.

Recomendaciones

Los expertos en nutrición recomiendan que se consuma en dosis adecuadas. En este sentido, las cantidades diarias recomendadas son las siguientes: para los niños entre 1 y 3 años deberían ingerirse 460 mg/día, entre los 4 y los años 8 la cantidad debería ser de 500 mg/día y las personas adultas tendrían que consumir 1250 mg/día.

Si el fósforo se consume de manera excesiva, se producen una serie de alteraciones: problemas cardiovasculares, osteoporosis y problemas digestivos y en los órganos internos.

Si el consumo es insuficiente se generan igualmente consecuencias. En primer lugar, se produce debilidad y falta de energía. Por otra parte, la respiración es irregular, hay una pérdida de apetito y de peso, aparecen caries, los niños pueden sufrir raquitismo y se generan estados de ansiedad, así como desórdenes de tipo nervioso y temblores.

Foto: Fotolia - bonilla1879

Autor: Javier Navarro | +CITAR
 
 
 
Temas en Fósforo (Elemento Químico)
 

Redes Sociales