Definición ABC » Ciencia » Estratosfera

+

Definición de Estratosfera

El espacio que nos rodea se puede dividir en capas para su ordenación y comprensión. En este sentido, la atmósfera terrestre se divide en cuatro secciones: troposfera, estratosfera, mesosfera y termosfera. La temperatura en las diferentes capas es el factor determinante para establecer esta distinción.

La capa de ozono se encuentra en la estratosfera

La tropósfera llega hasta los 20 kilómetros de altura y en ella se produce una disminución de la temperatura cuanto mayor es la altura y este descenso ocurre como consecuencia del alejamiento de la fuente de calor, la Tierra. El conjunto de actividades humanas tienen relación con la troposfera.

La estratosfera comienza a partir de los 20 kilómetros de altura. En ella tiene lugar un aumento gradual de la temperatura debido a la absorción de los rayos ultravioletas del Sol. En esta capa se encuentra la capa de ozono (las moléculas de ozono absorben una parte de las radiaciones solares y esto incrementa la temperatura). Hay que tener en cuenta que la capa de ozono tiene una función protectora de la atmosfera. En otras palabras, permite preservar las condiciones de vida sobre la Tierra al actuar como un escudo protector que evita las radiaciones ultravioletas.

La destrucción de la capa de ozono

Algunos productos empleados por las personas (los conocidos halocarbonos) causan la destrucción del ozono de la estratosfera. Esto provoca un adelgazamiento progresivo de la capa de ozono, lo que genera una desprotección de la Tierra de los efectos dañinos del Sol.

La liberación de los halocarbonos en la estratosfera está agudizando la destrucción de la capa de ozono. Entre los elementos químicos empleados por los humanos que amenazan la estabilidad de la atmosfera se encuentran los clorofluorocarbonos, también conocidos como CFC. Los CFC se mantienen activos en la estratosfera durante muchos años antes de descomponerse y destruir la capa de ozono. En su mayoría los CFC provienen de los sistemas de aire acondicionado, los congeladores, los aerosoles y las espumas sintéticas.

La destrucción de la capa de ozono hace que los rayos solares que llegan a la superficie terrestre causen daños irreparables en el medio ambiente y en la salud de los seres humanos. Debido a ello, es aconsejable no exponerse a los rayos solares durante un tiempo prolongado, pues de lo contrario se pueden contraer enfermedades (algunas de ellas son el cáncer de piel, las cataratas o problemas inmunológicos).

Como es lógico, las plantas y los animales también sufren consecuencias negativas por el debilitamiento de la capa de ozono (el efecto de los rayos ultravioletas puede cambiar la composición química de las plantas y esto puede repercutir en la cadena alimenticia).

Fotos: Fotolia - jarun011 / dusanpetkovic1

 
 
 
Temas en Estratosfera
 

Redes Sociales