Definición ABC » Ciencia » Estilo Vancouver

+

Definición de Estilo Vancouver

Las denominadas Ciencias de la Salud abarcan una serie de disciplinas muy diversas, tales como la medicina en sus diferentes ramas, la psicología, la fisioterapia, la optometría o la logopedia. Con el fin de unificar criterios en relación con la difusión de conocimientos existen una serie de reglas compartidas. El estilo Vancouver es el marco de referencia de todo lo concerniente a la publicación de textos asociados a las ciencias de la salud.

Recibe esta denominación porque fue en la ciudad canadiense de Vancouver donde en 1978 se asentaron las bases de este sistema.

¿Para qué sirven estas normas?

Si bien el motivo principal que justifica este tipo de normas es la unificación de criterios en las referencias bibliográficas en el sector sanitario, hay otras razones que justifican su uso. En primer lugar, permiten evitar posibles casos de plagio. Por otro lado, facilitan el reconocimiento del trabajo de otros autores.

Asimismo, permiten que el lector pueda encontrar más fácilmente las fuentes de información que han sido citadas en un trabajo de investigación. Por último, estas normas pretenden transmitir credibilidad al contenido de un trabajo.

Consideraciones a la hora de hacer referencias bibliográficas

Cuando en un trabajo se menciona la aportación de un autor distinto, hay que anotar un número entre paréntesis, el cual se corresponderá con su respectivo número en el apartado de bibliografía. De este modo, el lector del texto puede consultar la fuente bibliográfica mencionada y saber quién es su autor y en qué publicación apareció dicha referencia.

Si un artículo de investigación tiene más de seis autores, solo aparecerán indicados los seis primeros acompañados de la abreviatura latina et al, que quiere decir "y otros".

El patrón a seguir para que una referencia sea correcta es el siguiente: primero se escribe el autor o autores del artículo, luego aparece el título del artículo y el título de la revista, posteriormente se indica el año y el mes de publicación, el fascículo o volumen, la editorial y el año de publicación.

Entre los criterios empleados también hay una serie de recomendaciones sobre el tipo de letra y de márgenes, el formato del texto y de papel y el tipo de título más conveniente

Paralelamente, se indican una serie de pautas relacionadas con los preliminares de la publicación (por ejemplo, la dedicatoria, el glosario o la lista de anexos) y el cuerpo del trabajo (por ejemplo, sobre la introducción, los objetivos, la metodología o el apartado de agradecimientos).

Las normas recogidas en el estilo Vancouver son una herramienta imprescindible para la difusión del conocimiento científico en el ámbito de la salud. En la actualidad estos requisitos técnicos son de obligado cumplimiento para los editores y los comités de redacción.

El estilo Vancouver se puede instalar en un programa de word y de esta manera se facilita la publicación de textos y el estudio de los mismos.

Fotos: Fotolia - Nikolai Titov

 
 
 
Temas en Estilo Vancouver
 

Redes Sociales