Definición de Enlace Químico

El enlace químico se refiere a las interacciones que mantienen unidos los átomos en una sustancia, siendo formado entre dos elementos, que buscan enlazarse porque adquieren una determinada estabilidad y resultan en un estado de energía menor que si los elementos se encontrasen separadamente.

Candela Rocío Barbisan | Ene. 2022
Ingeniera Química

El enlace químico se da por una fuerza impulsora, que es el cambio de energía entre un estado y otro, el estado inicial (átomos separados) y el estado final (átomos enlazados). Este cambio de energía ocurre por las interacciones entre electrones de valencia, los electrones de la capa externa, que son los responsables de que los átomos pierdan o ganen electrones, o bien compartan, para alcanzar una condición de estabilidad. Esta condición de estabilidad responde a la Regla del Octeto, asemejando la configuración electrónica de los átomos a la del Gas Noble más cercano en la Tabla Periódica.

Clasificación de los enlaces químicos

Ahora bien, en función de cómo se ocurra esa interacción entre átomos se dan los distintos tipos de enlaces. La formación de distintos enlaces depende entonces de las diferencias de electronegatividad de los átomos que se unan.

Cuanta mayor sea la capacidad de atraer electrones hacia sí, el átomo es más electronegativo y por ende, tenderá a formar enlaces iónicos, donde los electrones se transfieren. Existe un aumento continuo de la electronegatividad desde los elementos metálicos hacia los no metálicos, lo que confiere la capacidad de formar enlaces iónicos entre ellos. Ejemplo de ello son los óxidos, el caso del Óxido de Calcio.

En tanto que, si los elementos poseen electronegatividades similares o del mismo orden, tienen a compartir los electrones, formando enlaces covalente polares o apolares. El enlace covalente es polar, por ejemplo, en el Dióxido de Carbono, ya que el Oxígeno enlazado al Carbono posee un desplazamiento de los electrones compartidos hacia el Oxígeno, quien tiene mayor electronegatividad. En cambio, en el caso del Cl2 (Cloro molecular) el enlace covalente es apolar o no polar, ya que la electronegatividad es la misma al hablar del mismo elemento. En general, cuando el enlace es no polar se llama covalente puro.

Hasta acá mencionamos el concepto de electronegatividad y polaridad, esto nos indica entonces que si hay gran diferencia de electronegatividad el enlace será iónico, mientras que a medida que disminuye la diferencia de electronegatividad existe una transición desde enlaces covalentes polares fuertes hacia enlaces covalentes polares débiles llegando al caso extremo donde no hay diferencia de electronegatividad y el enlace es covalente no polar o puro.

Cuando el enlace es iónico, predominan las fuerzas de atracción electrostáticas entre especies de cargas opuestas (aniones y cationes) y, como mencionamos, los electrones se transfieren desde un átomo que queda cargado positivamente (catión) hacia un átomo que quedará cargado negativamente (anión).

Cuando el enlace químico es de tipo covalente, se habla de enlaces en donde los electrones de valencia se comparten y, por ende, a diferencia del enlace iónico, es un enlace más débil. Así mismo, irá disminuyendo la fuerza de interacción a medida que disminuya la diferencia de electronegatividad entre los átomos.

Por último, un enlace químico adicional que se conoce es el enlace metálico. Como su nombre lo indica, es la interacción entre elementos metálicos, como por ejemplo el Aluminio y el Hierro. En estos casos, los compuestos forman redes en donde los cationes metálicos están inmersos en un mar de electrones. Esto último le confiere las propiedades más típicas que conocemos de ellos como, por ejemplo, la alta conductividad térmica y eléctrica que poseen, ya que los electrones del enlace tienen la posibilidad y capacidad de moverse libremente dentro de esa red tridimensional.

En función de estos tipos de enlaces se explican muchas de las bases de la Química como ciencia. Cada uno de estos tipos de enlaces químicos que determinan, a su vez, tipos de compuestos que le otorgan a las sustancias características y propiedades propias, tal es el caso de los Puntos de Fusión y Puntos de Ebullición, estos quedan íntimamente relacionados y determinados por el tipo de enlaces y las fuerzas de atracción que existen dentro de ellos.

Además, las tecnologías se han basado en estudios de enlaces para avanzar con nuevos productos, por ejemplo, los polímeros que hoy en día utilizamos, los agroquímicos, las fibras sintéticas, entre otros materiales que han sido diseñados a partir de conocer cómo se unen los átomos entre sí.

 
 
 
 
Por: Candela Rocío Barbisan. Ingeniera Química por la UNMdP, Argentina, trabaja en la gestión de activos e integridad a diversas industrias, principalmente Oil & Gas. Certificada en API 580, Risk Based Inspection, por el American Petroleum Institute. Profesora en la Facultad de Ingeniería en la UNMdP, en las cátedras de Química General I, Laboratorio de Operaciones Unitarias (4º año, Ing. Química) y Laboratorio de Reactores y Control (5º año, Ing. Química).
Trabajo publicado en: Ene., 2022.
X

Barbisan, C. R. (enero, 2022). Definición de Enlace Químico. Definición ABC. Desde https://www.definicionabc.com/ciencia/enlace-quimico.php
 
 
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z