Ciencia » Drogas Estimulantes

Definición de Drogas Estimulantes

Las drogas estimulantes son aquellas capaces de activar zonas específicas del sistema nervioso, lo que se relaciona con su capacidad de elevar los niveles de dopamina en algunas zonas del cerebro.

Esto se asocia con un incremento en los niveles de energía y atención, que aumenta el rendimiento físico e intelectual de quien las consume, produciendo una sensación de placer y satisfacción que es causante de su gran potencial de adicción.

Las drogas estimulantes cambian la química cerebral

La activación obtenida con el uso de drogas estimulantes se logra al aumentar los niveles de los neurotransmisores, que son las sustancias responsables de que ocurran los diversos procesos a nivel del sistema nervioso.

En el caso particular de las drogas estimulantes, estas son capaces de incrementar los niveles de dopamina, que es el neurotransmisor relacionado con la sensación de placer. Normalmente se libera durante situaciones que resultan agradables o satisfactorias como son el comer y tener actividad sexual. Por lo general las acciones que aumentan los niveles de dopamina suelen tener un efecto adictivo.

La dopamina también interviene en los circuitos neurológicos relacionados con el movimiento y la atención, por esta razón la deficiencia de los niveles de dopamina se desarrolla con el desarrollo de la enfermedad de Parkinson que se manifiesta principalmente por la aparición de movimientos involuntarios tipo temblor y rigidez.

Algunos ejemplos de drogas estimulantes

Existen varias sustancias capaces de ejercer un efecto estimulante sobre el sistema nervioso. Quizá una de las más usadas y conocida a nivel mundial es la cafeína, alcaloide presente en el café, consumido no solo por su agradable sabor, sino también para contribuir a aumentar el nivel de alerta y disminuir la somnolencia cuando se requiere llevar a cabo actividades nocturnas tanto recreativas como laborales y académicas.

Una taza de café aporta unos 60 a 150 mg de cafeína, dependiendo del tipo y su técnica de preparación. La cafeína también se encuentra presente en refrescos de cola y en las bebidas conocidas como energizantes, empleadas principalmente para incrementar el vigor y resistencia física.

Entre las drogas de abuso, el estimulante más conocido es la cocaína. Se trata de un alcaloide que se obtiene a partir de las hojas de la planta de coca (Erytrhoxylon coca), originaria de la sierras altas de Bolivia. Esta sustancia se obtiene para su consumo principalmente bajo la forma de clorhidrato de cocaína, presentado como un polvo blanco que puede ser usado por inhalación, aspiración al ser fumado o bien empleado en inyecciones intravenosas.

Otras drogas estimulantes empleadas sin prescripción médica son las anfetaminas. Se trata de un tipo de fármacos que se utilizan para el tratamiento de algunos tipos de insomnio, así como en niños que sufren déficit de atención que se encuentra acompañado por hiperactividad. El abuso de estas sustancias es común entre estudiantes, por su efecto estimulante que les permite mantenerse despiertos, otro grupo de personas que suelen presentar adicción a este tipo de drogas son aquellas que las utilizan por su efecto inhibitorio sobre el apetito.

Las drogas estimulantes pueden producir graves consecuencias al organismo

El principal efecto adverso relacionado con el uso de cualquier droga es la adicción. En el caso de las drogas estimulantes, la sensación de placer y bienestar obtenidas puede hacer que el individuo busque continuamente alcanzar estos estados. Al cesar el efecto de estas sustancias, suelen aparecer molestias como la fatiga, letargo y trastornos del patrón del sueño, que llevan a que se mantenga su consumo.

Las sustancias estimulantes, por lo general, tienen una serie de efectos peligrosos a nivel cardiovascular; estos incluyen el aumento de la presión arterial, incremento de la frecuencia cardíaca, aparición de arritmias y desarrollo de situaciones graves como los accidentes cerebrovasculares. En dosis muy altas pueden producir la muerte.

El abuso de estimulantes lleva a la aparición de cambios en la esfera mental, principalmente el desarrollo de sentimientos de gradiosidad, agresividad e incluso de paranoia que pueden llegar a un estado de psicosis. También son capaces de mantener el estado de vigilia o alerta por tiempo prolongado, disminuyendo la necesidad de dormir; igualmente pueden llevar a situaciones de malnutrición por su efecto inhibidor del apetito, que hace que con su uso disminuya la ingesta de alimentos.

Fotos: Fotolia - Peter Hermes / tawesit

 
 
Autor: Dra. Maria de Andrade | Sitio: Definición ABC | Fecha: octubre. 2016 | URL: https://www.definicionabc.com/ciencia/drogas-estimulantes.php
 
Temas en Drogas Estimulantes
 

Ahora en Ciencia

Redes Sociales