Definición de Contaminación Auditiva

1. Cualquier tipo de ruido cuyo volumen excesivo pueda perturbar la salud y el bienestar, tanto de los seres humanos como de otras formas de vida en la naturaleza. Dependiendo del ámbito, los ruidos indeseados pueden ser inevitables y frecuentes, como el de maquinaria y motores. La exposición regular puede afectar negativamente las funciones cognitivas, por lo que resulta importante utilizar equipamiento de protección y contar con las condiciones mínimas de seguridad, aspectos en los que el trabajador está amparado por ley.

Etimología: Contaminación, por los modos del latín contaminatio, contaminatiōnis.+ Auditiva, por el latín audītus, como participio del verbo audīre, y el sufijo -ivo, que toma la forma -īvus, -ītus, en función de la adjetivación/sustantivación.

Cat. gramatical: Sustantivo fem.
En sílabas: con-ta-mi-na-ción + au-di-ti-va.

Contaminación Auditiva

Candela Rocío Barbisan
Ingeniera Química

La contaminación auditiva o acústica se define como la existencia de ruidos o vibraciones que causen una molestia o un riesgo tanto para las personas, como para otros seres vivos y el medio ambiente, y a partir del momento en que produce un daño capaz de imposibilitar el normal desarrollo de una actividad o que traiga consecuencias importantes sobre el entorno, se lo considera un agente contaminante.

Historia y un poco de números…

Surge como concepto a partir del desarrollo de las grandes ciudades y la urbanización. Tan importante es su efecto en enfermedades cardíacas, patológicas y digestivas que la Organización Mundial de la Salud (OMS) la cataloga como la segunda causa para el perjuicio de la salud en el continente europeo. Inclusive, se ha igualado el daño producido por la contaminación auditiva con el generado por la contaminación atmosférica en los grandes centros urbanos.

Según las organizaciones encargadas de su estudio, se entiende que todo sonido que supere los 65 dB es considerado un ruido, en tanto que, si supera los 75 dB, se torna perjudicial al ser humano, y si supera los 120 dB se considera por encima del umbral del dolor. Por otro lado, el tiempo durante el cual el ser humano esté expuesto a un determinado ruido es fundamental. A medida que se incrementan los dB, disminuye el tiempo de exposición soportado.

Para entender su alcance, es bueno plasmarlo en valores. Por ejemplo, el tránsito de una ciudad genera un sonido de 30dB, mientras que un tren puede llegar a 80dB, y un tránsito colmado y pesado excede los 80dB. Cuando conversamos tranquilamente en una cena o un café no superamos los 40 dB, sin embargo si asistimos a un recital de música el ruido está catalogado en 110dB. Por ejemplo, ¿por qué se insistió tanto en los últimos años en la prohibición del uso de pirotécnica durante las festividades de Navidad y Año Nuevo? Pues bien, porque el ruido generado supera los 150 dB siendo muy dañino, y al mismo tiempo atemorizando particularmente a los animales, que no comprenden de dónde viene.

Efectos en la salud

Además de incidir sobre afecciones patológicas, emocionales, trastornos alimenticios y enfermedades cardíacas, también se asocia con el insomnio, razón por la cual, para descansar se recomiendan dB no mayores a 30, y en el caso de los momentos de trabajo y/o estudio, se pauta una orientación de hasta 35 dB. Por otro lado, se registran casos de infartos, hipertensión, presión alta, migraña y gastritis relacionados directamente con la contaminación auditiva.

Los decibeles a los que una persona se encuentra expuesta se miden con un sonómetro, instrumento que en la mayoría de las empresas e industrias son de fácil acceso e inclusive, áreas como Seguridad e Higiene, son las encargadas de llevar registros y cuidar a los trabajadores de su exposición, proveyendo los elementos de protección adecuados, registrando los dB para caracterizar los ambientes de trabajo y bridando recomendaciones para mitigar exposiciones a ruidos molestos.

Consideraciones desde lo particular

Si bien estamos expuestos a ruidos externos y vivimos en la vorágine del trabajo, el estudio y caos de la ciudad, con la aceleración diaria, algunas ideas son útiles para intentar reducir la exposición a sonidos molestos, tanto para uno mismo como para los otros, en particular en edificios para mantener la armonía con los vecinos.

Resulta bastante contradictorio pensar que, después de un día intenso y arduo, ante la falta de ruido, el ser humano se siente vacío y tiende a reproducir música, encender el televisor, inclusive a un volumen elevado. En esos momentos, es recomendable volver a la calma, y utilizar dichos medios para relajarse con un bajo nivel de decibeles. Inclusive, primero hay que pensar si es necesario encender alguno de estos aparatos, ya que, por ejemplo, si hay una conversación preexistente, el cruce de sonidos se vuelve molesto y favorece la contaminación.

Asimismo, cuando el volumen del ambiente es elevado y se necesita conversar, se tiende a elevar la tono de voz para hacerse escuchar, tornándose un problema que puede ser imperceptible para el emisor. Si es posible, se debe pensar en las condiciones del momento conforme mantener la voz en un nivel razonablemente, observando que es contagioso desarrollar conversaciones en volúmenes elevados porque tus compañeros intentarán seguirte.

En las horas de descanso se recomienda no tener aparatos en funcionamiento, como aspiradoras, lavarropas, lavaplatos, etc.

Si utilizas música con auriculares para poder concentrarte mejor en tus actividades o para realizar ejercicio físico, observa que esté entre los 40 y 80 dB, y si existe la posibilidad, optar por equipos con tecnología denominada noise cancelling, que le permiten a uno aislarse del ruido exterior en distinto grado de acuerdo a la capacidad el sistema.

 
 
 
 
Por: Candela Rocío Barbisan. Ingeniera Química por la UNMdP, Argentina, trabaja en la gestión de activos e integridad a diversas industrias, principalmente Oil & Gas. Certificada en API 580, Risk Based Inspection, por el American Petroleum Institute. Profesora en la Facultad de Ingeniería en la UNMdP, en las cátedras de Química General I, Laboratorio de Operaciones Unitarias (4º año, Ing. Química) y Laboratorio de Reactores y Control (5º año, Ing. Química).
Art. actualizado: Marzo 2023; sobre el original de junio, 2012.
X

Barbisan, C. R. (Marzo 2023). Definición de Contaminación Auditiva. DefinicionABC. Desde https://www.definicionabc.com/ciencia/contaminacion-auditiva.php