Ciencia » Cobre

Definición de Cobre

Junto al oro y a la plata es uno de los elementos químicos más populares y de mayor presencia en la corteza terrestre, en estado natural, o sea, sin estar combinado con otros elementos.

De coloración rojiza, fácil de moldear y manipular, y como todo metal excelente conductor del calor y de la electricidad, sólido, y brilloso.

En la Tabla periódica de elementos aparece simbolizado como Cu y el número atómico es 29.

Usos y aplicaciones, hoy y ayer...

Su aplicación más recurrente y extendida en la actualidad se da a instancias de la industria metalúrgica, para confeccionar cables eléctricos (por su alta respuesta a la conducción de la electricidad), en electrónica, y en la agricultura para fabricar fungicidas, entre otros.

Su uso se remonta a los inicios de la humanidad, alrededor de unos 10 mil años, cuando el ser humano descubrió que era un excelente elemento para fabricar herramientas y ornamentos, por su maleabilidad, que hasta ese entonces se confeccionaban con piedras.

Asia y el Mediterráneo fueron las primeras regiones en usarlo, siendo un aro, hallado hace más de 8 mil años, en el territorio que hoy ocupa Irak, la evidencia más antigua de su uso.

Civilizaciones de enorme desarrollo como la sumeria, egipcia, romana y griega supieron aplicarlo en diversas acciones.

Los sistemas de plomería instalados en las pirámides egipcias y los refuerzos de las embarcaciones usadas por Cristóbal Colón para descubrir América estuvieron fabricados con este metal, así como también monedas y campanas.

En el siglo XIX, tras la Revolución Industrial e invenciones asociadas a las telecomunicaciones y la electricidad, escaló magníficamente su uso.

Promovió el desarrollo de la minería de cobre

Su gran demanda generó el desarrollo de la minería de cobre, que a la fecha, se encuentra muy avanzada en materia de eficiencia.

Uno de los métodos de explotación más corrientes por estos tiempos es de cielo abierto, en aquellos casos en los que los cuerpos minerales son prolongados y estás cercanos a la superficie.

El proceso comienza con la perforación y la voladura, para acceder a la reserva y poder avanzar con el arranque y la fragmentación de la roca; luego se lo carga y traslada en camiones a una planta que lo concentra y trabajará de acuerdo a las condiciones.

Durable y apto para reciclado

Cabe destacarse que su gran perdurabilidad facilita su reciclaje una cantidad ilimitada de veces y no pierde sus propiedades.

A razón de ello es que en algunos centros urbanos se ha convertido en un elemento preciado por los delincuentes, quienes lo roban porque saben que pueden obtener una buena diferencia de dinero con su reventa.

El hurto de cables de cobre, por caso, ha aumentado considerablemente a razón de lo expuesto.

Tipos de aleaciones

Las aleaciones de cobre, que es la combinación de este con otros metales, son muy comunes y disponen de diversos usos.

La principal diferencia respecto del metal puro es que presentan una menor conducción de calor y electricidad.

Entre las más comunes destacan: alpaca (zinc, cobre y níquel), bronce (cobre y estaño), constantán (cobre y níquel), cuproaluminio (cobre más aluminio), latón (cobre y zinc), peltre (cobre, estaño, antimonio y plomo), plata de ley (plata y cobre), y zamak (cobre, zinc, magnesio y aluminio).

Promueve la salud

Una beneficiada más del cobre es la salud humana, que al consumirlo en las cantidades correspondientes, contribuye en la conformación de glóbulos rojos, mantenimientos de los nervios, de los vasos sanguíneos, del sistema inmunitario y los huesos.

Este oligoelemento tan relevante para el desarrollo puede consumirse a través de alimentos que lo contienen: ostras, legumbres, mariscos, nueces, vísceras, agua potable, y el aire que respiramos cada día.

Lo ideal sería consumir entre 1 y 2 miligramos diarios cómo máximo.

Su ausencia puede provocar problemas de salud como anemias, cardiovasculares, óseos, y trastornos nerviosos, inmunológicos y afectar órganos como los pulmones, riñones, glándulas tiroideas, entre otros.

Daños

Ahora bien, su consumo o exposición a él, en exceso, pueden ocasionar complicaciones para el organismo tales como irritación en vías respiratorias, náuseas, diarrea, daños en hígado y riñones.

Los que trabajan manipulando este material deben estar debidamente protegidos cuando la manipulación exceda el uso tolerado..

Por otra parte, su alta capacidad de reacción con oxidantes hace preciso tomar precauciones ante la posibilidad de una explosión cuando ambos entran en contacto.

Foto Fotolia

 
 
Autor: Florencia Ucha | Sitio: Definición ABC | Fecha: junio. 2019 | URL: https://www.definicionabc.com/ciencia/cobre.php
 
Temas en Cobre
 

Ahora en Ciencia

Redes Sociales