Definición de Ansiedad

La ansiedad es el cúmulo de sensaciones físicas, emocionales y mentales, que el cuerpo humano experimenta en una situación, que genera un estado de alerta constante ante un peligro real o imaginario.

Gloria Janette Oseguera Jiménez | Jul. 2022
Lic. En Recursos Humanos, pasante de la Lic. en Psicología (Social)

Dentro de las emociones básicas con las que cuenta el ser humano, que son alegría, ira, desagrado, tristeza y miedo; esta última se asocia con el concepto de ansiedad. La emoción del miedo, tiene como función avisar al cuerpo de peligros que puedan dañar nuestra integridad a través de los mecanismos, produciendo que uno huya, ataque, o se paralice por completo. Sin embargo, cuando la emoción del miedo se vuelve una constante en el día a día de una persona, se constituye una patología, dando lugar a la denominada ansiedad.

La ansiedad es conceptualizada de diversas formas, ya que, dependiendo el enfoque de estudio, que en este caso es la psicología, su significado y la forma en cómo se percibe, puede variar en cada corriente o enfoque psicológico. En este trabajo se revisarán los siguientes enfoques: psicofisiológico, psicodinámico, conductual y experimental, cognitivo conductual, humanista y transpersonal.

La ansiedad, concepto abordado en las corrientes psicológicas

El estudio de la ansiedad, ha sido observado desde diversos enfoques psicológicos. Cada uno, analiza el proceso y la relación que existe cuerpo y mente, las reacciones ante estímulos internos y externos.

Desde un enfoque psicofisiológico, la ansiedad es la respuesta que genera nuestro organismo ante una reacción emocional en nuestro sistema nervioso autónomo y somático de acuerdo a James (1884, 1890), quien formula la teoría periférica de la emoción. No obstante, Cannon (1927, 1931), refiere que esta respuesta emocional se da en el sistema nervioso central, donde se dan las respuestas para supervivencia. (Díaz, 2019)

Para muchos, Freud (1984), fue uno de los pioneros en adentrarse en la psique humana. Dentro de sus estudios, estableció que la ansiedad se da por la acumulación de tensión, la cual se descarga en el cuerpo físico de forma somática, vista desde un enfoque de la pulsión sexual; y a su vez, categoriza la misma en ansiedad real, neurótica y moral. (Díaz, 2019)

Desde la perspectiva conductual y experimental, Skinner (1969, 1977), analiza la ansiedad, desde el ambiente que rodea al ser humano y la respuesta que tiene ante la misma, tomando como un indicador la reacción ante un reforzamiento negativo o positivo de la conducta emocional. (Díaz, 2019)

La psicología cognitiva conductual, a través de Clark y Beck (1999, 2012) definen a la ansiedad, como un cúmulo de circunstancias que dan respuesta tanto en la conducta, el cuerpo, la emoción y el pensamiento. De tal manera, refieren que el proceso de la ansiedad se observa en dos procesos, el primero, de valoración primaria de la amenaza; y el segundo, la reevaluación secundaria. (Díaz, 2019)

Por su parte, la tercera fuerza de la psicología, la visión humanista existencial, revisa el concepto de ansiedad desde la percepción de amenaza de los valores centrales de la persona (siendo los aspectos, acciones que tiene estima una persona), generando sensaciones de tensión en el ser humano a nivel psíquico y emocional. (De Castro, 2016)

La cuarta y última fuerza, la psicología transpersonal, abarca el área de la espiritualidad y la ampliación de la conciencia, considerando a la persona como un ser biopsicosocial. Por lo cual, esta corriente, externa a las neurosis, entre ellas la ansiedad, como un desequilibrio de las áreas psíquicas, físicas, sociales y espirituales en el ser humano. (Perez, 2017)

La ansiedad como patología

Al hablar de la ansiedad como una patología, refiere a la persistencia y duración de los malestares físicos y mentales a causa de factores biológicos, psicosociales, factores traumáticos, psicodinámicos y cognitivos conductuales. (Navas, 2012)

De acuerdo al DSM 5 (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales), reconoce los siguientes trastornos de ansiedad:

Es importante diferenciar en su tratamiento el trastorno de ansiedad con otros trastornos mentales como el trastorno bipolar, depresión, entre otros, o enfermedades crónicas degenerativas, que generen los síntomas de ansiedad.

El trastorno de ansiedad puede ser abordado desde la psicoterapia, brindado al paciente herramientas para llevar a cabo la aceptación y manejo de los malestares psíquicos, siendo la terapia cognitivo conductual, una de las mejores para abordar los pensamientos catastróficos y afrontar los miedos irracionales (fobias).

No obstante, dentro del campo de la medicina, la psiquiatría, es esencial para aquellos pacientes, donde se ven alterada su química cerebral, y que, a base de medicamentos, permite la regulación y disminuye los malestares físicos del paciente.

Adicional al trabajo de la psicoterapia y la psiquiatría, las herramientas holísticas, como la meditación, el yoga, el deporte físico, el desarrollo de actividades artísticas, pueden ser favorecedores en la disminución de síntomas psicosomáticos y a su vez, generar una respuesta ante las circunstancias que provocan los síntomas de ansiedad.

El seguimiento del paciente, para el trabajo del trastorno de ansiedad, es esencial para que se pueda llevar un buen manejo de la ansiedad y su calidad de vida hasta llegar a la vejez.

 
 
 
 
Por: Gloria Janette Oseguera Jiménez. Licenciada En Recursos Humanos, pasante de la Licenciatura en Psicología, área Social, y actualmente Maestrante de Educación por Competencias. Jul., 2022.
×
 

Referencias

De Castro, A. (2016). Experiencia de ansiedad desde la perspectiva humanista existencial en estudiantes universitarios de Cali y Cartagena. Itinerario educativo, 19-94.

Díaz, I. (2019). Ansiedad: Revisión y Delimitación Conceptual. Summa Psicológica UST, 42-50.

Navas, W. V. (2012). Trastornos de ansiedad: revisión dirigida para atención primaria. Revista médica de Costa Rica y Centroamérica LXIX, 497-507.

Perez Almoza; Bestard Bizet. (2017). Metamodelo meditativo en el tratamiento de la ansiedad en trastornos neuróticos. REA Revista Electronica/ Entrevista Academica, 283-294.

Tortella-Feliu, M. (2014). Los Trastornos de Ansiedad en el DSM-5. Revista Iberoamericana de Psicosomática, 62-69.
 
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z