Definición ABC » Tecnología » Imagen

+

Definición de Imagen



Cuando hablamos de Informática, el concepto de “imagen” puede tener al menos dos significados: un archivo que muestra una presentación visual, como por ejemplo una foto, un dibujo, o un archivo de imagen de almacenamiento de datos, en general llamado “imagen ISO“. La sigla “ISO”, utilizada en la extensión de estos archivos, no es más que el acrónimo de International Standarization Organization, dado que la creación y edición de estos documentos se rige mediante la normativa 9660 de este organismo mundial de sistematización de calidad.

Esta imagen ISO puede contener todos los datos de una unidad de almacenamiento, como por ejemplo un CD, un DVD, un dispositivo Blueray, un disco duro, un pendrive USB, una tarjeta de memoria, una micro-SD de un teléfono inteligente, el contenido de un zipdrive y muchas otras variantes posibles.

En general, las imágenes ISO se realizan con el objetivo de crear copias de seguridad, pero más que nada se emplean en la clonación de datos. Así, si necesitamos realizar una copia exacta de todos los datos de un disco rígido hacia otro, haremos una imagen del primero y la volcaremos en el segundo. Esto nos ahorra tiempo a la hora de configurar computadoras con Windows que han sido infectadas con virus informáticos o comprometidas con distintas formas de malware o spyware. De igual modo, son útiles a la hora de realizar instalaciones masivas de cualquier sistema operativo: Windows, GNU/Linux, Mac OS X, BSD, Android, etc. De todas formas, tal método tiene más sentido en Windows, sistema que trae consigo utilidades básicas orientadas al uso no profesional.

Una imagen ISO, entonces, no es más que un archivo que contiene una copia idéntica de todo un sistema de archivos, generalmente grabada en un DVD, y regida por el estándar internacional antes mencionado.

Los sistemas de software libre como BSD o GNU/Linux se distribuyen en forma de imágenes ISO: para poder uitilizar y “dar vida” a estas imágenes es necesario utilizar un programa de grabación de CDs/DVDs que nos permita “grabar como imagen ISO”. Como contrapartida, muchos expertos señalan como desventaja de las imágenes ISO a su papel en la piratería digital, dado que es posible copiar discos completos con programas con copyright, películas, álbumes musicales y muchas otras variantes de soportes digitales en forma rápida, simple y de muy fácil distribución. Al igual que ocurre con las demás herramientas tecnológicas, la creación y edición de imágenes ISO no es no sí misma buena o mala, mientras que sí lo es el uso para el cual se las utiliza.

Es bueno saber que las imágenes ISO pueden ser cargadas dentro de una máquina virtual corriendo en cualquier sistema operativo, con lo cual se ahorra el reinicio de la computadora para probar sus bondades, o se aumenta la funcionalidad de un sistema informático, pudiendo correr varios sistemas al mismo tiempo en un sólo equipo. Esto resulta particularmente interesante para aquellos usuarios domésticos que buscan ganar experiencia con un nuevo sistema (como ocurre con quienes utilizan Windows e intentan migrar a Linux) o en aquellos programadores que elaboran recursos digitales para múltiples plataformas, dado que les es posible así operar en un mismo equipo con distintos sistemas operativos.

Aunque los archivos ISO generalmente tienen una extensión .iso, existen otros formatos similares como .cue/.bin, NRG,CIF, CCD, BWI, MDF, CSO, UIF o ISZ. La mayor parte de estos formatos son legibles en todos los programas de edición y copia de estas imágenes y en muchos casos tienen un alto grado de compatibilidad entre sí.

Se recomienda utilizar gestores de descarga como Filezilla para ahorrar tiempo y ancho de banda. Ocurre que, como es comprensible, las imágenes ISO conservan casi con exactitud la magnitud en bytes de los múltiples archivos que le dieron origen; en consecuencia, una imagen obtenida de un DVD de instalación de Windows, por ejemplo, puede alcanzar con holgura un “peso” de 4 gigabytes, mientras que la copia completa de un disco rígido podría resultar incluso aún mayor. En este contexto, los gestores de descarga ofrecen al mismo tiempo mayor velocidad, por un lado, y la posibilidad de pausar y retomar la descarga de la imagen ISO en el tiempo oportuno para el usuario, por el otro.

Por consiguiente, las imágenes ISO representan una estrategia fabulosa para la realización de backups y para transmitir grandes paquetes de información entre distintos equipos.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Imagen