Definición ABC » Tecnología » GUI (Interfaz Gráfica)

+

Definición de GUI (Interfaz Gráfica)

Aunque ahora nos parezca lo más normal del mundo interactuar en una computadora con iconos, ventanas y diversos elementos gráficos, hasta no hace tanto (principios de la década de los ochenta del siglo pasado) lo corriente era trabajar solamente con el teclado y entrando órdenes en una línea de comandos.

Si a alguien le debemos el utilizar hoy el ratón para interactuar con las computadoras, es a Steve Jobs y a Apple

Ya que en una visita al laboratorio PARC de Xerox en Palo Alto, a Jobs le mostraron el ratón y la interfaz gráfica en una computadora, dos inventos en los cuales Xerox no confiaba para lanzarlos a nivel comercial, y el genial fundador de Apple los tomó para las futuras computadoras de su compañía.

Aunque Xerox llegó a utilizar el entorno gráfico en alguna computadora, fue Apple quien realmente lo popularizó mediante el Lisa, el Apple II GS y, posteriormente, el Mac (y, a partir de aquí, a sus sucesores). También plataformas como la Commodore Amiga o Atari con su ST incorporaron el entorno gráfico.

Para PC con DOS surgieron remedos, entornos gráficos que funcionaban sobre DOS, como el GEM (Graphical Environment Manager) de Digital Research o las primeras versiones del Windows de Microsoft.

La evolución fue imparable, y de ser un programa que se ejecutaba sobre DOS en un PC, el entorno gráfico pasó a formar parte del sistema operativo con Windows NT 3.51 y, posteriormente, Windows 95

El resto de la historia de los entornos gráficos es, valga la redundancia, historia, pero... ¿qué elementos conforman básicamente una GUI?

Iconos para identificar archivos, programas y otros elementos, ventanas para encapsular las aplicaciones y poder ordenarlas en pantalla, un escritorio y algún elemento de ordenación y gestión de las aplicaciones abiertas conforman los principales y más distintivos elementos de un entorno gráfico de usuario

Este paradigma intenta recrear, en cierta forma, una mesa de escritorio clásica, los elementos que en ella encontramos y su orden. Debemos entender este paradigma como el hijo de una era en la que pasábamos, precisamente de las mesas de escritorio a los escritorios informáticos.

Usualmente, las ventanas que contienen las aplicaciones son redimensionables, con unos bordes que permiten redefinir su dimensión vertical y horizontal, y unos elementos en forma de icono en algún punto de estos bordes que permiten maximizar la ventana (hacer que ocupe toda la pantalla), minimizarla (plegarla sobre ella misma para que no se vea en pantalla) y cerrarla (y, con ella, el programa o documento que contenía).

Las aplicaciones que se ejecutan en las ventanas deben estar preparadas para el modo gráfico, y seguir unas pautas de apariencia, un look&feel; habitualmente, la empresa productora del sistema operativo proporciona unas herramientas de programación en forma de APIs y librerías, además de unas guías de diseño para facilitar a los desarrolladores que hagan sus creaciones siguiendo un estándar.

De esta forma, los usuarios ven una coherencia entre todas las aplicaciones que forman parte del entorno gráfico, trabajando de la misma forma en todas ellas.

En los entornos de texto, en cambio, cada aplicación tenía su propio modelo, de forma que con cada nuevo programa, debíamos aprender desde cero cómo trabajar. El entorno gráfico es, además de más pràctico, más intuitivo.

Para trabajar con un entorno gráfico, nuestro principal dispositivo será el ratón. Todos los sistemas “entienden” como diferentes las acciones de pulsar una vez el botón izquierdo del ratón, pulsarlo dos veces, o pulsar una vez sobre el botón derecho.

No obstante, las cosas están cambiando...

El nuevo paradigma de muchos dispositivos, como smartphones y tablets, es táctil, y otros como los smart TV’s requieren de interfaces que, sin dejar de ser gráficas, trabajen de forma distinta a las de la computación de sobremesa

Esto ha propiciado el nacimiento de sistemas operativos puramente gráficos, que no disponen de línea de comandos o la enmascaran, como iOS o Android.

En estos, ya no utilizamos el ratón, sinó los dedos, y los clics han pasado a ser taps; tap o doble tap, tap prolongado, acciones con dos dedos como el pinch and zoom, son las que ahora se utilizan.

Entre los entornos gráficos más conocidos tenemos:


  • Windows. Aunque empezó -dicen- como una copia del entorno gráfico del Mac, se hizo el más popular por estar disponible en la plataforma PC (la más popular entre los usuarios, también) y por las cartas bien jugadas de Microsoft. Y, si alguno afirma que la compañía de Bill Gates presionó para que Windows ocupe el lugar que ocupa hoy, que me diga si esto no es jugar bien sus cartas...
  • Mac OS. Todo un clásico y, como ya he dicho antes, el sistema “culpable” de que el paradigma del entorno gráfico empezara a extenderse entre los usuarios.
  • GNOME. Uno de los dos entornos gráficos para Linux/UNIX más populares.
  • KDE. El otro entorno gráfico, junto a GNOME.

Fotos: Fotolia - Neyro / vege

 
 
 
Temas en GUI (Interfaz Gráfica)
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48624 fans
  • Twitter
    2274
  • Google
    381
  •