Definición ABC » Tecnología » Ferrocarril

+

Definición de Ferrocarril



El ferrocarril es uno de los medios de transporte más comunes e importantes de la actualidad. Es un medio de transporte terrestre, lo cual quiere decir que se desplaza sobre la tierra. A lo largo de la historia, el ferrocarril ha sido puesto en marcha por diferentes métodos y utilizando diferentes energías: el primer tipo de ferrocarril funcionó a carbón, mientras que hoy en día los más avanzados funcionan eléctricamente.

Si bien hay registros de formas primitivas de ferrocarril que nos llevan hasta la Edad Media, la realidad es que el ferrocarril como lo entendemos hoy surgió en la época de la primera revolución industrial, es decir a mitad del siglo XVIII y especialmente luego, en el siglo XIX. El ferrocarril fue desarrollado como un sistema de transporte de carga en un primer momento, lo cual quiere decir que servía para trasladar de un lugar a otro grandes cantidades de materia prima o elementos que de otro modo, por su peso o volumen, no podían ser fácilmente transportados. El ferrocarril cumplió así el objetivo de incrementar la producción y facilitar la distribución o traslado de elementos de distinto tipo. Posteriormente, a medida que este medio de transporte se fue popularizando, se convirtió también en una opción para transporte de personas.

El ferrocarril hoy en día ha perdido mucha importancia frente a otras opciones tales como el transporte aéreo. Esto es así debido a que este último puede cubrir distancias mucho más amplias en menor tiempo, incluso a través de los océanos, cosa que el ferrocarril no puede lograr al ser solamente terrestre. También los barcos han sabido ganar la batalla frente a esta debilidad del ferrocarril. Por otro lado, el mismo se mantiene como un medio de transporte altamente caro en comparación con los beneficios que el transporte aéreo asegura.

Sin embargo, los defensores del ferrocarril sostienen que el mismo tiene varios beneficios, entre ellos, el bajo impacto ambiental que produce cuando es un ferrocarril eléctrico, la seguridad que implica su transporte (es decir, estadísticamente bajo en accidentes), y la posibilidad de disfrutar el paisaje (en el caso del transporte de pasajeros) mucho más que lo que se puede lograr en el avión.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"