Definición ABC » Tecnología » Energía Solar

+

Definición de Energía Solar

La Energía Solar es aquella energía que se obtiene mediante la captura de la luz y el calor que emite el sol. Esa energía que emana del sol, los seres humanos la podemos convertir en energía útil, es decir, ya sea para calentar algo o bien para producir electricidad, entre las aplicaciones más comunes y relevantes que se realizan con ella.

Todos los acontecimientos que ocurren a nuestro alrededor son el resultado de la intervención de alguna fuente de energía

La energía es lo que mueve el mundo y el universo y no deja de transformarse. Así, el sonido se puede transformar en energía eléctrica, los alimentos proporcionan energía a nuestro cuerpo y el motor de un vehículo transforma el combustible en energía cinética. Todas las fuentes de energía provienen de una u otra manera del Sol y, más concretamente, de la energía solar.

La idea fundamental de la energía solar

El calor del Sol es una forma de energía. Cuando tomamos el Sol sentimos calor porque absorbemos los rayos solares de la energía térmica. Esta energía atraviesa más de cien millones de kilómetros a través del espacio y finalmente llega a la Tierra. El calor que emiten el Sol viaja hacia la Tierra en forma de rayos, los llamados rayos térmicos (esta propagación del calor es conocida con el nombre de radiación térmica).

Según diferentes estudios, cada año, el sol produce 4 mil veces más energía de la que los seres humanos somos capaces de consumir, por lo cual su potencial es realmente ilimitado y una de las energías renovables más desarrolladas y empleadas en casi todo el mundo.

La intensidad de la mencionada energía disponible en un punto determinado del planeta tierra dependerá del día del año, la hora y la latitud, aunque también incidirá en la cantidad de energía que pueda recogerse, la orientación que disponga el dispositivo receptor.

Herramientas de transformación

Los aparatos que más se emplean a instancias de la energía solar térmica son las estufas solares y los calentadores de agua, en cambio, para producir electricidad lo que se emplean son las células solares, que vienen a ser el alma de los paneles solares y que son las que en definitivas tienen la misión de transformarla en energía eléctrica.

Si bien los mencionados son los usos más recurrentes que observa, la energía solar no se limita a esto únicamente sino que hay muchísimos otros usos tales como: potabilización del agua, secado, estufas solares, refrigeración, destilación y evaporación.

Como se desprende de lo comentado los usos de este tipo de energía son varios y muy importantes y además las nuevas tecnologías siguen investigando y cada día se descubre una nueva forma de aprovecharla. Asimismo, es una de las energías renovables en la cual más inversiones se están haciendo; son magníficas las decenas de granjas solares que se construyen en el mundo con el propósito de transformar dicha energía en electricidad.

Por otro lado, al tratarse de una energía verde al emplearla se está ayudando a combatir el peligroso calentamiento global que lamentablemente vive nuestro planeta por estos tiempos.

Energía solar fotovoltaica

La energía solar se puede aprovechar utilizando sistemas fotovoltaicos que transforman esta energía en electricidad. Esto se realiza a través de módulos fotovoltaicos, los cuales reciben la radiación solar y la transforman en energía eléctrica mediante el denominado efecto fotovoltaico. Hay que tener en cuenta que la luz solar está formada por partículas energéticas o fotones que se corresponden con las diferentes longitudes de onda de la radiación solar. Los fotones son absorbidos por una célula fotovoltaica y de ella la energía se transfiere a un circuito eléctrico en forma de electricidad.

Hay dos tipos de instalaciones fotovoltaicas: aquellas que están aisladas de la red eléctrica (instalaciones remotas o en zonas rurales) y las instalaciones conectadas a la red eléctrica convencional.

Detalle de la Energía solar térmica

Una central térmica convencional que produce electricidad se basa en la conversión de energía calorífica en energía eléctrica o termoeléctrica. Este aprovechamiento energético funciona utilizando la energía solar para producir vapor o aire caliente de alta temperatura. Así, esta fuente energética puede usarse en plantas eléctricas convencionales para la producción de electricidad.

En la actualidad existen tres tipos de tecnologías termosolares: centrales de colectores cilindroparabólicos o lineales, centrales de receptor central o torre y centrales de disco parabólico.

 
 
 
Temas en Energía Solar
 

Redes Sociales

  • Facebook
    45074 fans
  • Twitter
    2221
  • Google
    302
  •