Definición ABC » Tecnología » Energía Química

+

Definición de Energía Química



La energía química es otra de las manifestaciones de la energía y específicamente se trata de la energía interna que posee un determinado cuerpo y si bien siempre se podrá encontrar en la materia, solo se nos mostrará cuando se produzca una alteración importante de ésta. Poniéndolo en términos más sencillos, la energía química es aquella que está producida por reacciones químicas.
Entre los ejemplos más cotidianos que podemos dar de energía química se cuentan: la energía que emana del carbón cuando este se quema, las pilas, las baterías, entre otros.

La energía química es una más de las tantísimas formas que ostenta la energía. Vale destacarse también que este tipo de energía se encuentra siempre presente en la materia, en tanto, se manifestará cuando se produce una modificación concreta de ella.

Entonces, la energía química es la que producen lisa y llanamente las reacciones químicas que desprenden calor o en su defecto, por la violencia que manifiestan, desarrollan algún tipo de movimiento o de trabajo.

Los combustibles una vez que son quemados producen reacciones químicas violentas que generan trabajo o movimiento. En la actualidad, la energía química es aquella que permite la movilización de los automóviles, los buques, los aviones y de cualquier otra máquina. Por ejemplo, la combustión del carbón, la del petróleo y la de la leña en las máquinas de vapor así como los derivados del petróleo en el reducidísimo espacio de un cilindro de un motor de explosión, revisten reacciones químicas.

Por otro lado, el carbón y la gasolina gasificada se combinan con el oxígeno del aire, reaccionan con él y logran transformarse lenta y suavemente, tal es el caso del carbón, o de manera instantánea y brusca en el caso de la gasolina dentro de los cilindros de los motores; las mezclas gaseosas inflamadas se dilatan y en tan solo un instante estarán comunicándole a los pistones del motor su energía.

Para que un motor entre en funcionamiento requerirá de combustible que una vez reaccionado desprenderá energía. En los motores de combustión interna la energía del combustible empleado se transforma en potencia y en movimiento y esa fuerza justamente es la que sirve para hacer funcionar un vehículo, la hélice de un helicóptero, un generador, entre otros.

Los alimentos, energía química en nuestro cuerpo

Los alimentos también pueden tomarse como un claro ejemplo de energía química, ya que una vez que son procesados por el organismo nos ofrecerán calor (calorías) o se convertirán en fuentes de energía natural (proteínas y vitaminas).
Además, estos alimentos serán esenciales a la hora de formar y renovar los tejidos de nuestro cuerpo, de mantener la temperatura o para permitirnos la realización de un ejercicio muscular.

Porque los alimentos disponen de nutrientes como es el caso de los carbohidratos, vitaminas, proteínas y lípidos, denominados formalmente como biogenésicos , por disponer de un origen orgánico. Mientras tanto, nutrientes de tipo inorgánico son el agua y algunos minerales como el sodio, el azufre, el fosforo, el zinc, el manganeso, el cloro, entre otros.

Ahora bien, la energía que obtendrán los organismos puede producirse de dos maneras: autotrófica o heterotrófica. Mientras que el primero es la típica nutrición de las plantas y de las algas, que a partir del dióxido de carbono y de la energía del sol generarán la glucosa y el oxígeno, el segundo, por su lado, es el propio de los organismos animales y del ser humano que ingieren el alimento que ha sido previamente elaborado, normalmente por organismos autótrofos, y en tanto, serán sus células los que lo oxidarán por la transpiración y así producen vapor de agua, dióxido de carbono y sustancias de desecho.

Y una de las más recientes y espectaculares aplicaciones de la energía química ha sido sin dudas en lo que respecta a, por un lado el viaje de ida y vuelta al espacio exterior y la luna y por otro lado la instalación de diversos tipos de satélites artificiales en órbitas. Durante mucho tiempo constituyó una utopía pero hoy ya es posible gracias a este tipo de energía. Con esto descubrimos la importancia que este tipo de energía dispone en el desarrollo de diversas actividades y acciones humanas que tienden a la búsqueda de novedades.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"