Definición ABC » Tecnología » Driver

+

Definición de Driver



Un driver o controlador de dispositivo es el software que comunica los periféricos con el sistema operativo. Por ejemplo, una placa de sonido puede emitir una señal de audio o tomar audio desde el exterior, una tarjeta de vídeo es capaz de enviar señal de vídeo a un monitor para graficar el escritorio de un sistema, un mouse es capaz de movilizar un flecha virtual en la pantalla, etc.

Es decir que los drivers o controladores funcionan haciendo una abstracción del hardware, de los equipos tangibles, traduciéndolos a una interpretación mediante software. De tal modo, en el caso de las tarjetas de sonido podremos ver un Mezclador (o mixer) por software que nos permitirá regular las diferentes entradas y salidas: subir o bajar el volumen general, capturar audio mediante un micrófono o mediante la línea, regular el paneo estéreo (izquierda, derecha), activar o desactivar una salida digital o analógica, etc.

En el caso de una tarjeta de video podríamos regular la resolución en que es mostrado el escritorio de un sistema operativo, en cantidad de píxeles: por ejemplo, 1024 x 768 (horizontal x vertical), 1200 x 800, 800 x 600 y así.

En el caso del mouse o ratón, podremos regular la velocidad con que se desplaza el puntero (o flecha), la aceleración, intercambiar los botones izquierdo y derecho, etc.

Si no existiera un driver, estos periféricos no funcionarían en absoluto, incluso la existencia del controlador repercute de forma crucial en cuanto a la posibilidad que tendremos sobre el manejo de los mismos: controladores limitados provocarán que accedamos sólo a un grupo limitado de funcionalidades del hardware. Es el caso de los drivers en desarrollo, que aún no están terminados y por tal razón nos permiten hacer sólo una cantidad de las cosas se podrían realizar.

En sistemas como Windows o Mac es más frecuente que el fabricante del hardware distribuya en CD/DVD, fuera o dentro de sus sistemas operativos privativos, drivers certificados o no en relación a las empresas que producen el software: Microsoft o Apple. En el caso de GNU/Linux o BSD, sólo en raras ocasiones las empresas liberan drivers: a veces estos son privativos, a veces son libres. Firmas como HP acostumbran a lanzar drivers para periféricos como Impresoras, logrando una total compatibilidad.

Cuando una empresa no libera sus drivers, muchas veces los hackers (expertos en computación que utilizan el ingenio para resolver un problema) realizar sus propios drivers colaborativamente mediante diversos métodos, como por ejemplo la ingeniería inversa. Esto supone estudiar cómo se comunica el periférico con el resto del sistema informático, decodificar sus formas y traducir el análisis en un driver que nos posibilite utilizar determinado hardware. A veces el resultado logrado supera en calidad y funcionalidad a los drivers privativos. Por otro lado, en GNU/Linux, BSD y otros sistemas libres, los drivers ya vienen incorporados al sistema, lo cual es una ventaja para el usuario final: no tendrá que buscarlos en Internet ni hacer nada extraño.

En determinados casos, como los de las placas WiFi (inalámbricas), el usuario de GNU/Linux se puede ver “obligado” a utilizar drivers de Windows mediante el software ndiswrapper: sólo algunos chips soportan drivers libres, tales como los chips Atheros, y los Realtek 818x (existen excelentes dispositivos USB que funcionan con software libre sin más necesidad que conectarlos a la PC).

Si bien existen un sinfín de páginas web que ofrecen drivers en formato binario (sin código fuente), el usuario debería tener cuidado al instalar estos softwares dado que pueden contener virus troyanos en su interior o virtualmente cualquier cosa.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"