Definición ABC » Tecnología » Cifrado

+

Definición de Cifrado

Aunque sea en nuestros tiempos cuando las tecnologías de encriptación y cifrado han explotado debido a la masificación en el uso de dispositivos inteligentes y conexión a Internet, las técnicas de cifrado se utilizan desde la más remota antigüedad.

Como tantas otras cosas que se atribuyen al gran Julio César, este también utilizaba un código de cifrado para sus comunicaciones militares, que puede parecer muy simple y trivial de descifrar a día de hoy, pero que para la época debía ser terriblemente complicado:

el cifrado César consiste en sustituir cada letra del alfabeto por otra, moviendo las posiciones un número determinado de casillas

Así, por ejemplo, si tenemos que el abecedario es ABCDEFGHIJK... y decidimos utilizar una clave César con desplazamiento de 3 posiciones, a la A le corresponderá la D, a la B le corresponderá la E, y así sucesivamente.

De esta forma, un texto como

Hola, qué tal

quedaría como

Krñd, txh wdñ

El problema de este tipo de códigos es que en todas las lenguas se repiten más unas letras que otras. En los idiomas descendientes del latín son las vocales, y si vemos que un carácter se repite mucho, podemos empezar a hacer pruebas hasta que descifremos alguna palabra. Y con unas letras descifradas, como podemos conocer el desplazamiento, el descifrar el resto del texto será algo trivial.

Para resolverlo,

los actuales sistemas de cifrado se valen de una serie de operaciones matemáticas para cuya resolución se necesitan unas claves

Dichas claves acostumbran a ser la pública y la privada. La primera sirve para decodificar cualquier mensaje que nos llegue, y es la que deberemos tener para poder recibir comunicaciones cifradas y descifrarlas para entenderlas.

La clave privada es la que se necesita para cifrar mensajes, y es la que no deberemos proporcionar a nadie.

Un factor importante en los algoritmos de codificación es cuántos bits se utilizan en las operaciones matemáticas

ya que cuantos más sean, o sea, más larga la clave, mayor dificultad para decodificar los datos, y mayor seguridad en su transmisión. Además,

a la dificultad de descifrar una información codificada se añade su “caducidad”

Así, por ejemplo, los servicios de espionaje de los países aliados durante la Segunda Guerra Mundial, acordaron proporcionar a los alemanes, a través de su principal doble agente (el catalán Joan Pujol), la información de los verdaderos planes para el desembarco de Normandía, unas horas antes de que estos se produjeran, cuando los alemanes no tenían posibilidad alguna de rectificar y cubrir mejor el área.

De esta forma, y con una información a la práctica “caducada”, salvaban la credibilidad de su mejor baza en el contraespionaje.

Así, si tenemos una información codificada con una clave de gran longitud, puede llegar a ser posible llegar a decodificarla mediante sistemas informáticos muy potentes y empleando su tiempo, pero para aquel momento, la información ya no sería de interés o ya la habríamos obtenido por otros medios públicos, con lo cual, siquiera empezar la decodificación, ya pierde interés.

Entre los sistemas de cifrado más conocidos tenemos:


  • DES (Data Encryption Standard)

  • AES (Advanced Encryption Standard)

  • PGP (Pretty Good Privacy)

  • Blowfish

  • Twofish

Fotos: Fotolia - Cebreros / Corocota

 
 
 
Temas en Cifrado
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48624 fans
  • Twitter
    2274
  • Google
    380
  •