Definición ABC » Social » Violencia Intrafamiliar

+

Definición de Violencia Intrafamiliar



Entendido como un fenómeno altamente común en las sociedades actuales, la violencia intrafamiliar es sin dudas causada por un sinfín de elementos que contribuyen a su desarrollo. Al mismo tiempo, las consecuencias o secuelas de este dramático fenómeno pueden ser de distinto alcance y perjudicar a numerosas personas.

Cuando hablamos de violencia intrafamiliar estamos haciendo referencia a la violencia que se ejerce o que toma lugar dentro del seno de una familia. Esto quiere decir, que es llevada a cabo por un miembro o más de una familia. Tanto los generadores como los destinatarios de esta violencia pueden variar de caso en caso, siendo a veces un sólo individuo y en otros casos varios. Los hechos de violencia intrafamiliar son especialmente duros ya que implican heridas físicas, morales y psicológicas mucho más duras y difíciles de soportar al encontrarse en el medio una combinación particular de sensaciones, vínculos, sentimientos de pertenencia o abandono, etc.

Normalmente, la violencia intrafamiliar suele ser ejercida por el padre u hombre de la familia contra el resto de los miembros. Otro generador común de este tipo de violencia son ambos padres para con los hijos. En algunas ocasiones también pueden darse casos de violencia dentro de una familia a través de parientes secundarios (tales como abuelos, tíos, primos). Raramente los casos de violencia intrafamiliar se suceden desde los hijos a los padres ya que la misma siempre supone un ejercicio de cierto poder y de los roles de jerarquía que pueden existir entre los diferentes miembros de un grupo familiar.

Los ejemplos más comunes de violencia intrafamiliar son aquellos en que las mujeres o los niños reciben golpes y diversas agresiones físicas por parte de los padres o miembros masculinos. A esta violencia física, que en muchos casos puede tener resultados fatales de ambos lados, se le suma usualmente la violencia psicológica y moral que puede ser mucho más perturbadora, traumatizante y peligrosa ya que se trastorna el estado mental de bienestar de una persona a partir de las constantes agresiones verbales.

Estas situaciones de violencia intrafamiliar pueden tener muchas causas, algunas ciertamente difíciles de demarcar. Al mismo tiempo, las consecuencias pueden llegar muy lejos, perjudicando el desempeño escolar de los niños, el desempeño laboral de los adultos, alterando la salud física y mental de los miembros intervinientes y favoreciendo la disolución del núcleo familiar.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"