Definición ABC » Social » Trabajo Infantil

+

Definición de Trabajo Infantil

Se considera trabajo infantil a toda aquella actividad que lleven a cabo niños o niñas para contribuir a la economía de su familia, o en su defecto, para procurarse su propia supervivencia.

Actividad que realiza un niño con la cual contribuye a la economía familiar o a su propio sustento

Por supuesto esta circunstancia se considerará una situación irregular y absolutamente contraria a lo que proponen los derechos del niño.
Cuando se obliga al niño a trabajar, o este se obliga a hacerlo, se le está cercenando la posibilidad de disfrutar de su infancia como corresponde, sufrirá una crisis moral y mental que más o menos temprano lo terminará afectando para el resto de su vida, siendo prácticamente irreversibles las consecuencias negativas que esto produce…

Un hecho contrario a la ley que debe ser castigado y que viola los derechos del niño

Los niños deben hacer cosas de niños, estudiar, asistir a la escuela, jugar con amigos, entre otras actividades, pero jamás trabajar, esta situación viola de plano sus derechos más básicos y es importante dejarlo en claro para que todos lo sepan. Que un niño trabaje, por la circunstancia que sea, es inaceptable y debe ser evitado y castigar a aquel que lo obligue a hacerlo.

La mayor parte de las organizaciones internacionales que defienden y luchan por los derechos de las personas se oponen, la combaten y consideran el hecho como una explotación absoluta.

Si bien la explotación infantil está castigada por la mayoría de las legislaciones del mundo esto no es de ninguna manera impedimento para que en efecto se produzca en muchas partes, lamentablemente.

Solucionar problemas de base mediante políticas públicas

Debemos decir también que este estado de cosas no se soluciona solamente con una condena o castigo sino que es necesario modificar, a través de políticas públicas, diversos factores que lo predisponen como por ejemplo la deficiente distribución de la riqueza y las brechas sociales.

Ahora bien, debemos aclarar que no todas las actividades que desarrollan los niños y que no implican jugar o estudiar, deben ser consideradas como trabajo o explotación, solamente aquellas que impiden su normal desarrollo, por caso, hacer actividades artísticas o deportivas son absolutamente recomendables y positivas para los niños, ya que los ayudan en su desarrollo físico, mental y social.

Entonces una situación muy común es que los niños trabajen cuando no están en edad para hacerlo porque alguien los obliga, el padre, la madre, un hermano, un amigo o cualquier otro familiar cercano, con cierta autoridad sobre ellos, los amenaza con alguna cuestión, por ejemplo, que los golpeará, sino salen a la calle a trabajar.

Cómo funciona la explotación del niño/a

Por supuesto, una vez que el niño o niña regresa con los ingresos obtenidos, nada de ello permanecerá en sus manos, sino que deberán entregarlo todo a la persona que los obliga a trabajar. Casi nunca el menor recibe algún tipo de beneficio del dinero que obtuvo trabajando, porque en realidad, quien lo somete es quien se lo guarda para invertirlo en cuestiones que poco tienen que ver con el bienestar común de la familia, como ser: drogas, bebidas alcohólicas, entre otros.
En tanto, el mayor perjuicio se lo lleva el niño porque en ese tiempo no solamente pierde la posibilidad de hacer cosas de niños, como dijimos estudiar o jugar, sino que además se acerca a un mundo de adultos, generalmente peligroso y en el que se expone obviamente a diversos peligros, especialmente contra su integridad física.

En la mayoría de los casos de trabajo infantil, los niños son obligados a desempeñar actividades muy riesgosas para su vida tales como robos a mano armada, tráfico de drogas, prostitución, entre los más recurrentes.

Causales

Respecto de las causas que desencadenan el trabajo infantil hay muchas, aunque las más corrientes son: marginación y extrema pobreza de la familia a la cual pertenece, que obliga al niño a salir a buscar por sus propios medios el sustento económico, redes de explotación infantil, que cooptan a los niños pobres con necesidades, los conflictos armados, también son un caldo de cultivo para que los niños sean abusados de miles de maneras, por presión del grupo de pares, es decir, algunos niños son obligados por amigos a trabajar para así conseguir dinero que les permita cubrir sus necesidades, como consecuencia de la negligencia de los padres y por orfandad, el no contar con adultos mayores que los guíen y protejan, inevitablemente, lleva a un escenario de este tipo.

Las cifras que proporciona UNICEF acerca de esta realidad son alarmantes, aproximadamente 346 millones de niños y niñas se encuentran en esta lamentable situación.

Cabe destacar que el trabajo infantil le impedirá a un niño comportarse como tal y desplegar aquellas actividades que se consideran típicas de su edad: estudiar y jugar.

Si bien el trabajo infantil o explotación infantil, como también se denomina a esta situación, afecta especialmente a aquellos países en vías de desarrollo, no por ello en los países industrializados deja de ser una realidad. Lamentablemente, en los últimos años, el trabajo infantil también es una realidad de los países considerados desarrollados.

Con el objetivo de concientizar a la población mundial acerca de este flagelo que crece día a día en todo el mundo es que se ha establecido un día calendario, el 16 de Abril, para recordar los miles y miles de casos que existen alrededor del planeta.

 
 
 
Temas en Trabajo Infantil
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48661 fans
  • Twitter
    2255
  • Google
    348
  •