Definición ABC » Social » Terapia Familiar

+

Definición de Terapia Familiar



terapia_familiarLa Terapia Familiar es una sub disciplina dentro de la psicoterapia que trabaja con la familia: madre, padre e hijos o bien solamente con las parejas para promover el buen desarrollo de estas, la intensificación de las relaciones entre los integrantes o subsanar algunos conflictos y diferencias que hayan surgido producto de la convivencia.

Este tipo de terapia es una alternativa bastante moderna que surgió hace muy pocas décadas atrás como respuesta a los varios entramados con los cuales debe enfrentarse un individuo que vive en esta época. Los vaivenes socioeconómicos, problemas de diversa índole, las diferentes necesidades emocionales que a veces se contraponen en los senos de las familias, las presiones, el estrés, la competencia que se da en casi todos los ámbitos, la disfuncionalidad en la que caen algunas familias como resultado del divorcio o separación de la pareja, entre otros, son algunos de los principales motivos por los cuales una familia decide someterse a una terapia familiar.

Entre las terapias familiares más tradicionales que suelen encarar los terapeutas nos encontramos con la terapia sistémica que es aquella que se aplicará para tratar trastornos y enfermedades psíquicas que surjan como producto de la actividad relacional de un grupo social determinado concebido como un sistema.

La mirada terapéutica sistémica se ocupa de proveerles soluciones de comunicación y de relación no solamente a las familias, sino también a las parejas. Preeminentemente, este tipo de terapia dispone como método de inhibición de los problemas que más arriba comentábamos, el cambio en los procesos de interacción y comunicación, en tanto, para ser más efectiva en el mejor tratamiento a emplear para revertir estas situaciones, la terapia sistémica observará a los individuos en su propio contexto.

Respecto de la duración de los tratamientos, generalmente, este tipo de terapia no requiere de lo que se dice un tratamiento tipo shock, sino que entre sesión y sesión pueden pasar desde 2 a seis semanas según lo disponga o crea necesario el profesional médico. En tanto, como promedio del tiempo que le llevará a esta terapia empezar a evidenciar los primeros resultados, se cuentan como necesarias entre 10 y 14 sesiones.

La Terapia Sistémica ha demostrado una increíble performance positiva cuando le ha tocado ocuparse de casos con problemas alimentarios, de drogodependencia, conductas infantiles disfuncionales, cuando de conflictos familiares se trata y aunque en una menor medida también ha experimentado cierta supremacía a la hora de tratar las depresiones que experimenta n algunos de los dos integrantes de la pareja.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Terapia Familiar