Definición ABC » Social » Incidente Laboral

+

Definición de Incidente Laboral

Un incidente es aquello que sucede en el curso de un asunto y que tiene la fuerza, por las implicancias que conlleva, de cambiar por completo su curso y por supuesto obstaculizar que la situación se desarrolle normalmente como lo venía haciendo.

Suceso que modifica el curso normal de los acontecimientos

Entre los incidentes más corrientes podemos citar una riña o pelea entre dos o más personas, o en su defecto grupos, que se enfrentan porque no están de acuerdo en algo y entonces tal enfrentamiento deriva en violencia verbal o física, o ambas.
También aquellos hechos inesperados como un incendio o terremoto pueden considerarse como incidentes que cambian de plano el transcurrir normal de las cosas y por supuesto causan severos estragos y consecuencias nefastas.

Dependiendo de la gravedad del incidente será necesario que se reprogramen las actividades que se desarrollaban o directamente empezar todo nuevo…

Entonces, los incidentes pueden producirse en diversos contextos y situaciones, uno de los más corrientes es el ámbito del trabajo que nos ocupará en esta reseña.

Evento que no se busca pero que sucede en el desarrollo de una tarea laboral y produce consecuencias leves a la salud del trabajador

Mientras tanto, en el ámbito laboral, un incidente laboral es un acontecimiento no deseado o provocado durante el desempeño normal de las actividades laborales que se realicen normalmente y que podría desembocar en un daño físico, una lesión, una enfermedad ocupacional, del trabajador en cuestión.

Por esta situación es que a los incidentes laborales se los suele denominar cuasi accidentes o accidentes blancos, porque no llegan a producir una concreta lesión o enfermedad en el trabajador como sí sucede en el caso de los accidentes laborales, para ponerlo en términos más claros, en el incidente laboral se combinaron todas las circunstancias para que el acontecimiento termine en accidente pero ello finalmente no ocurre y no hay daños gravísimos e irreversibles para el trabajador como puede ser la muerte o la imposibilidad de trabajar de por vida.

Diferencia con el accidente laboral

Por su lado, el accidente laboral es un suceso que altera el normal funcionamiento de la empresa y provoca lesiones concretas a los trabajadores. El mismo puede ser el resultado de un error humano, por ejemplo, el trabajador transportaba en sus manos varias cajas con vidrios y no vio un escalón en el camino y se tropieza con él, cayéndosele el contenido de las cajas por completo en sus piernas, lo que le ocasiona cortes varios en las mismas. O en su defecto puede tratarse de un error mecánico, o sea, alguna deficiencia estructural o de funcionamiento en una máquina que ocasiona el accidente de algún empelado. Se suelta el sujetador de una cortina metálica y la misma cae sobre un trabajador ocasionándole cortes varios.

De alguna manera podríamos decir que el incidente laboral es un llamado de atención para que se extremen las medidas de seguridad y para que los trabajadores y empleadores tomen consciencia de los riesgos del quehacer.

Debemos decir que más allá de los riesgos y peligros que cada actividad puede implicar, que existen y no pueden borrarse por más que se extremen las precauciones de seguridad, sí debemos decir que contar con las debidas medidas de seguridad e instrumentos que sirvan para paliar un incidente, obviamente reducirá la posibilidad de incidentes, y en caso de producirse se podrán minimizar sus consecuencias sin lugar a dudas.

Extremar la seguridad

Dada la gravedad que puede ostentar un accidente laboral y también para evitar que un incidente se transforme en un accidente es que las mismas empresas, los organismos gubernamentales y otros organismos especializados en el tema, se vienen dedicando especialmente en los últimos años al desarrollo de medidas efectivas de prevención, que incluyen capacitación y mejoras en las condiciones laborales para erradicar de plano este tipo de acontecimiento y obviamente muchísimo control en los lugares de trabajo para determinar efectivamente e in situ si se siguen los protocolos de seguridad que cada actividad ostenta.

Obviamente un oficinista no estará sometido a los peligros tan graves a los que suele estar afecto un trabajador de la construcción.
Este último puede sufrir más incidentes por la actividad de riesgo que despliega.
Quien está sentado en una oficina realizando tareas administrativas únicamente por supuesto no tendrá a priori tantos riesgos que sufrir.

 
 
 
Temas en Incidente Laboral
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48582 fans
  • Twitter
    2272
  • Google
    362
  •