Definición ABC » Social » Imprudencia

+

Definición de Imprudencia

En su uso más general y amplio el concepto de imprudencia refiere a la ausencia de prudencia que ostenta una persona, un grupo, entre otros actores posibles.

Ausencia de prudencia en alguien o algo

Mientras tanto, la prudencia es la moderación, la templanza, la cautela y la sensatez que alguien manifiesta a la hora del actuar y el hablar.
En la prudencia se destaca la reflexión y el análisis por sobre el impulso. Y es justamente esa característica saliente la que permite, en muchos casos, tomar la decisión correcta en el momento preciso, porque claro, normalmente quien actúa bajo el mando de su impulsividad en la mayoría de las ocasiones, no piensa, no se detiene a hacerlo y puede cometer graves errores que le traigan consecuencias graves.

Carencia de reflexión, de responsabilidad y de compromiso

También debemos decir que en quien actúa con imprudencia hay una ausencia total de responsabilidad y de compromiso social, porque no se piensa ni en sí mismo y mucho menos en quienes se tiene alrededor, porque casi siempre esos actos que se caracterizan por la imprudencia tienen consecuencias sobre la propia persona y sobre otros, y obviamente las mismas no son para nada buenas.

A la persona que se conduce con imprudencia se la denomina como imprudente y su oponente, a aquel que lo hace con prudencia se lo llamará prudente.

Una virtud que debe cultivarse

La prudencia es una virtud y quien la posee de seguro actuará siempre de manera adecuada y justa. Cuando se dice que tal o cual actúa o habla con imprudencia es porque no emplea un lenguaje claro y correcto, por ejemplo al tener que dar cuenta de alguna mala noticia o situación desagradable, porque no respeta los sentimientos y la vida de quienes lo rodean, poniéndolas constantemente en riego como consecuencia de su accionar intempestivo y poco responsable. Eso es justamente un imprudente, una persona poco responsable que no puede hacerse cargo de una situación sin complicarla con alguna acción o comentario.

Como virtud que es, la prudencia resulta ser muy ensalzada y motivada desde la Iglesia Católica. Siempre, en las misas, los curas, tratan de incluir a esta virtud en sus sermones para inculcárselas a los fieles que los escuchan.
Es muy importante para la vida cristiana comprometida, porque no solamente acerca a Dios sino porque también implica una acción en la cual se prima el cuidado propio y del prójimo.

Una persona que conduce ebrio, que se gasta todos sus ahorros aunque no tiene empleo, que dispara un arma de fuego en un lugar que está lleno de personas, o que se refiere respecto de una ideología determinada de un modo agresivo e inoportuno, estará claramente actuando con imprudencia.

Por otro lado, al acto o dicho imprudente se lo denomina como imprudencia. Realmente considero que ha sido una imprudencia que le digas a la abuela que papá se accidentó sin antes haberla preparado.

La imprudencia temeraria: negligencia que provoca serios daños en terceros

Y en Derecho se habla de imprudencia temeraria para referirse a la negligencia que puede provocar peligro o daño a otras personas y que además puede ser considerada como una falta o delito dependiendo de la consecuencia que provoque.
Conducir un automóvil bajo los efectos de drogas se considera una imprudencia temeraria, especialmente si quien conduce en ese estado atropella a una persona.

Lamentablemente, en los últimos años nos cansamos de ver casos de este tipo de imprudencia llamada temeraria, y que como tal nos anticipa su denominación es ciertamente riesgosa, porque el acto que la caracteriza está absolutamente dominado por el peligro que se le puede provocar a otro, y ni hablar de a uno mismo.

El ejemplo brindado de quien conduce un automóvil o cualquier otro vehículo bajo los efectos de drogas o de alcohol es un clásico caso de imprudencia temeraria.
Si bien se han extremado los controles por parte del estado y las fuerzas de seguridad dependientes del mismo para combatir estos casos, aún es miy vaga la consciencia y cada día vemos más hechos en los que alguien ebrio o drogado mata a otro.

Para poder avanzar en este sentido y que se retraigan este tipo de comportamientos hay que aumentar las campañas de concientización e incorporar la educación vial ya desde los primeros años de la escuela, para que la persona se familiarice desde temprana edad con sus responsabilidades.

 
 
 
Temas en Imprudencia
 

Redes Sociales

  • Facebook
    48583 fans
  • Twitter
    2273
  • Google
    362
  •