Definición ABC » Social » Conducta

+

Definición de Conducta

La conducta humana es la manifestación del comportamiento, es decir, lo que hacemos. Nuestra conducta puede analizarse desde una óptica psicológica, desde la reflexión ética o en un sentido específico (por ejemplo, la conducta de los consumidores). Por otra parte, el concepto de conducta es también aplicable a los animales y la etología es la disciplina que se ocupa de esta cuestión.

Conducta y psicología

La psicología intenta conocer los mecanismos que influyen en nuestra conducta. Tradicionalmente la psicología se ha ocupado de los aspectos mentales que determinan nuestras acciones. Sin embargo, la corriente del conductismo ha cambiado esta tendencia. Como su mismo nombre indica, los psicólogos conductistas se centran en la conducta, es decir, en lo que realizamos y no en los procesos internos que nos impulsan a la acción. Según el planteamiento del conductismo existen unas leyes de la conducta (concretamente unas leyes del aprendizaje) combinadas con mecanismos de condicionamiento (por ejemplo, cuando una acción particular la asociamos con algo que deseamos).

El conductismo como planteamiento terapéutico sostiene que es posible modificar las conductas no deseables. En este sentido, los psicólogos de esta corriente utilizan técnicas para dejar de fumar empleando estrategias de modificación del comportamiento del fumador.

Si bien el conductismo es la corriente que más subraya el papel del comportamiento, la psicología en general se ocupa de la conducta humana, especialmente de aquellas que son anómalas (las enfermedades mentales, las fobias o las adicciones).

Conducta-2

Conducta y ética

La mayoría de nuestras conductas no son neutras, ya que las podemos clasificar entre buenas y malas desde un planteamiento ético. En principio, podría parecer fácil establecer una distinción entre conductas correctas e incorrectas estableciendo criterios generales (por ejemplo, es bueno ayudar a los demás y es malo ser egoístas). Sin embargo, ciertas conductas conllevan un debate ético asociado, es decir, un dilema sobre lo que es correcto hacer, tal y como sucede en temas como el aborto, la eutanasia o la legalización de las drogas.

La dimensión ética del ser humano tiene una relación directa con nuestra responsabilidad personal, con las decisiones que tomamos o con el cumplimiento de la ley. De hecho, en algún momento todos nos hemos hecho la pregunta qué debo hacer.

Analizando el espectro de los consumidores

Los expertos en marketing intentan conocer los mecanismos de conducta de los consumidores. Para ello, es necesario analizar aspectos diversos: cómo toman sus decisiones a la hora de decidir un producto, qué tipo de necesidades tienen y con qué presupuesto cuentan. Este tipo de estudios tienen cierta complejidad, ya que los consumidores no siempre son conscientes de los motivos que les impulsan a comprar, pues las emociones internas juegan un papel esencial a la hora de decidirse por un producto.

La conducta de los animales

La etología estudia la conducta animal. Los etólogos son científicos que observan las pautas que rigen el comportamiento de las especies animales. Mientras el ser humano tiene patrones culturales combinados con patrones biológicos, los animales actúan exclusivamente por patrones biológicos de conducta, también conocidos como instintos.

Los etólogos estudian aspectos muy diversos del comportamiento animal: su agresividad, los mecanismos del apareamiento o su capacidad de aprendizaje. Un etólogo canino puede ayudar a que un perro reduzca su agresividad y un etólogo equino puede colaborar en la preparación de un caballo de competición.

Fotos: iStock – 101cats / max-kegfire

 
 
 
Temas en Conducta
 

Redes Sociales

  • Facebook
    45130 fans
  • Twitter
    2200
  • Google
    278
  •