Definición ABC » Social » Asociacionismo

+

Definición de Asociacionismo

El asociacionismo es una corriente de la psicología que se inició en el Reino Unido a partir del siglo XlX. Sin embargo, los filósofos empiristas de los siglos XVll y XVll ya establecieron las bases de esta corriente. Filósofos como Locke y Hume (foto a la derecha) y psicólogos como Skinner y Pavlov son algunos de los máximos exponentes del asociacionismo.

Ideas generales sobre la teoría asociacionista

La mente tiene sus propias reglas de funcionamiento y todas ellas se pueden expresar en una idea: nuestra capacidad de razonar se fundamenta en algún tipo de asociación mental.

Existe algún tipo de conexión entre las diferentes ideas creadas por la mente. En este sentido, hay conexiones distintas:

1) la semejanza (unimos mentalmente impresiones e ideas similares),

2) la contigüidad (conectamos elementos distintos de manera temporal o espacial) y

3) la causa-efecto (nuestra mente conecta ideas a partir de la relación necesaria entre una causa y su efecto).

El acondicionamiento clásico de Pavlov y el condicionamiento operante de Skinner

El psicólogo ruso I. Pavlov observó que al ofrecer carne a un perro éste salivaba. El ofrecimiento de carne lo acompañó del sonido de una campana que, inicialmente, no ofrecía ninguna reacción en los perros. Sin embargo, el tintineo de la campana generaba la salivación del perro aunque no apareciera la carne. Este experimento permitió comprender mejor ciertas conductas humanas, como el aprendizaje de los bebés cuando observan un biberón y lo asocian a su alimentación. De esta manera, Pavlov demostró que un estímulo neutro puede activar nuestra mente creando una conexión o asociación entre ideas. El reflejo innato de un perro se podía alterar provocando que el perro creara su propia asociación entre un estímulo neutro y una reacción fisiológica. Este proceso de aprendizaje permite explicar muchas reacciones aprendidas y automáticas de los seres humanos.

Otro tipo de aprendizaje asociativo es el condicionamiento operante de Skinner

Para demostrar la actividad mental que se produce en este proceso, Skinner introdujo una rata hambrienta en una jaula y la rata aprendió a impulsar una palanca mecánica porque cada vez que lo hacía era recompensada con un poco de alimento. De acuerdo con esto, un patrón de conducta puede ser reforzado si es asociado a una recompensa determinada.

Los principios del condicionamiento clásico y del operante no solo explican cómo funciona la mente humana, sino también la sociedad en su conjunto. De esta manera, los planteamientos asociacionistas de ambos psicólogos han permitido establecer estrategias en todo tipo de ámbitos: en la educación, en tratamientos terapéuticos, en técnicas de marketing o en las propuestas electores en la esfera política.

Fotos: Fotolia - ttoennesmann / sapsan777

 
 
 
Temas en Asociacionismo