Definición ABC » Social » Apatía

+

Definición de Apatía

Estado que se caracteriza por la falta de interés y motivación

apatiaLa apatía es un término de amplia presencia en el ámbito de la psicología, ya que de esa manera, se suele designar al individuo que en sus actitudes y pensamientos manifiesta falta de emoción, de entusiasmo y motivación. El apático, como popularmente se llama a quien presenta estas características, no responde a ningún tipo de motivación vinculada a la vida social o emocional que se le presente ante sí.

 

La apatía es un trastorno muy común que podemos padecer las personas y que se puede detectar de manera bastante sencilla porque implica la indiferencia total ante acontecimientos o personas que nos rodean, es decir, cualquier situación que se suceda en nuestro entorno, o a las personas que lo conforman, no nos interesará. Los estímulos externos y asimismo los internos no encuentran ningún tipo de respuesta en el estado de la apatía.

Niveles de apatía. Cómo se detecta y tratamientos

De acuerdo a la complicación que presente el caso de apatía se han detectado tres niveles de apatía, la depresión, que sería el nivel menos preocupante, porque en sí, de los tres en los cuales se clasifica la misma, resulta ser el más leve; luego nos encontramos con la apatía clínica que ya reviste un nivel más elevado de preocupación; y el más extremo es el conocido como trastorno de identidad disociativo.

El examen neuropsiquiátrico es la herramienta con la que cuentan los profesionales para diagnosticar la apatía clínica. Esto incluye no solamente ahondar en la mente del paciente sino también en su entorno

Enfermedades como la demencia y el Alzheimer suelen mostrar síntomas como la apatía.

Cualquiera de estos grados de apatía deberá ser considerado y se sugiere iniciar un tratamiento psicológico para tratar la misma y así lograr superarla de manera efectiva. Muchas veces en los diálogos que se establecen con el terapeuta se pueden encontrar las razones profundas de la apatía y de esta manera poder trabajar sobre la misma para combatirla.

Pero no únicamente en el comportamiento o pensamiento de la persona afectada por la apatía se hace visible la misma, también físicamente presenta y evidencia señales, tal es el caso del deterioro físico en general, pérdida de energía, de masa muscular, entre otros.

Causales de la apatía

Entre las causas que pueden provocar un cuadro de apatía se destaca especialmente el estrés, es decir, la apatía es una directa respuesta a este.
Por otra parte, la falta de interés o de emoción de un individuo hacia determinada cuestión puede ser la causal de la apatía.
Por ejemplo, a Juan no le interesa la historia, entonces, si en la reunión del trabajo se habla de historia es más que seguro que este se muestre apático, falto de interés hacia el tema en cuestión.

La realización de terapia psicológica con un profesional y asimismo la búsqueda de nuevos desafíos que interesen a la persona y la movilicen son algunas de las maneras de pelearle al cuadro de la apatía.

Otra causa de la apatía puede desencadenarse por la adicción a las drogas. Hay muchas sustancias de consumo ilegal que consumidas en el largo plazo pueden generar en el adicto un estado de apatía del cual será difícil volver, y mucho más si se sigue vinculada a las mismas.
En este caso el tratamiento debería incluir una mezcla de terapia y por supuesto de desintoxicación que implique el cese del consumo.

Por otro lado, la apatía puede ser específica, es decir, estar provocada y dirigida concretamente hacia una persona, entorno o agrupación, que es la que la provoca. En tanto, más allá de estos la persona no se mostrará apática.

Debemos destacar que estos casos en los que la apatía aparece frente a un hecho o una persona que no nos despiertan interés alguno, la misma deberá ser considerada como un simple desinterés y no necesitará de ninguna atención especial.

 

Si te gusta la nota, ayuda por favor con un "me gusta"


 
Temas en Apatía